Santiago Ramón y Cajal (1852-1934)

“La fotografía en color fue uno de mis grandes triunfos”

La leyenda ha mitificado casi su biografía. Todos sabemos la importancia de su labor científica, que fue coronada por varios doctorados Honoris Causa (Cambridge o Worcester) y, cómo no recordarlo, por el premio Nobel de Fisiología y Medicina, en 1906. Sin embargo, su afición por la fotografía fue desmedida. Hay quien reduce el enorme interés que manifestó por ella a su lado más utilitarista, aquél que le servía para apoyar sus investigaciones científicas con la imagen; pero nada más lejos de la realidad. Nuestro invitado -de no ser por su labor profesional- hubiera sido el 'Nadar' español o quién sabe si, apurando, el 'Eastman' español, porque llegó a fabricar sus propias placas, como el americano, tuvo su propio estudio e incluso comenzó a escribir una historia de la fotografía, que desgraciadamente no concluyó.

Santiago Ramón y Cajal, científico y fotógrafo
 -Es usted un fotógrafo muy precoz. Comenzó a practicarla cuando sólo tenía 16 años, si mis datos no me traicionan. La descubrió incluso antes que su vocación por la medicina...
-Sí, pero eso no quiere decir nada. Con ocho años ya demostré mis aptitudes para el dibujo, que desarrollé luego con las clases de León Abadías, en Huesca; o sea que puede decirse que ya había en mí un interés por reflejar de alguna forma la realidad que me rodeaba, fuera a través de la fotografía -que por supuesto le reconozco que llegó a apasionarme-, fuera a través de la pintura.
-Durante su niñez precisamente conoció usted el principio de la cámara obscura, en el que se basa la fotografía...
-Sí, sí, lo recuerdo. Fue como un milagro. Lo he contado muchas veces... Yo era un niño muy travieso, así que no era muy extraño verme encerrado en algún sótano de la escuela cumpliendo un castigo. Uno de esos días me habían dejado además -para hacer más incómoda aún mi estancia en él- a oscuras. Pero había luz, muy poca, muy blanca, que entraba por un pequeño ventanuco. En la pared de enfrente se proyectó una imagen y entonces creí que era un fantasma. Más adelante me di cuenta de que había experimentado en mis carnes el principio físico en que se basa la fotografía.
-Todo cambió cuando vio al fotógrafo ambulante, en Huesca.
-Con él conocí la magia de la fotografía. Tenía 16 años cuando vi por primera vez a un fotógrafo ambulante, de esos que, provistos de tienda de campaña o barraca de feria, cámara de cajón y objetivo colosal, practicaban, un poco a la ventura, el primitivo proceder de Daguerre.
-Sin embargo, tardó dos años en sacar sus primeras fotografías...
-Cierto. Seguí interesándome por la fotografía. Conseguí entrar en algunos cuartos oscuros, gracias a un amigo. Tuve la suerte de ver con mis propios ojos los primeros procedimientos: colodión húmedo, yoduro y bromuro de plata, el ácido pirogálico... era apasionante.
-Y la época además era la del descubrimiento casi. La fotografía estaba en mantillas. Y a usted -no me lo negará- le encantaba investigar.
-Ya se habían producido algunos hitos, que llegaron a mis oídos, como el éxito de Rejlander al conseguir el primer fotomontaje de la historia, con 30 negativos, nada menos; o las primeras fotografías aéreas logradas por Nadar...
-Pero nuestro país estaba como dormido ante aquel arte...
-Sería muy injusto decir eso. Bien es cierto que tardó en reaccionarse y que el esfuerzo, en los primeros años, fue de unos pocos locos; pero enseguida iban a florecer las agrupaciones fotográficas, que tanto hicieron por la extensión de la fotografía.
-Usted mismo fue el Presidente de Honor de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid.
-Tuve ese honor, como usted dice, sí.
-¿Para qué la practicó? ¿Sólo como apoyo a sus investigaciones?
-Usted ha señalado antes que mi primer contacto con el arte del señor Niépce fue anterior a descubrir mi vocación por la medicina. Por tanto, no fue sólo un método. Ante todo para mí fue una afición.
-Estudia medicina, termina la carrera en Zaragoza, ingresa en el cuerpo de Sanidad militar e incluso vive un año en Cuba...
-No me recuerde ese episodio de mi vida. Allí contraje paludismo y disentería.
Si no hubiera sido el gran científico
que fue, hubiera sido un enorme fotógrafo
-Lo que le sirvió de revulsivo para iniciar su labor investigadora.
-Mi vida, no lo voy a negar, fue un compendio de varias variantes: de un lado mi familia, de otro mis investigaciones científicas y en medio, como sirviéndome de una permanente vía de escape, la fotografía.
-Pero no sólo se dedicó a fotografiar escenas familiares, paisajes o autorretratos, también investigó en los procedimientos químicos e incluso llegó a perfeccionarlos en algunos casos.
-Vuelvo a decirle, amigo mío, que la fotografía me apasionó desde el primer momento. Por eso no podía permanecer al margen de su propia y lógica evolución. Investigué, tomé de aquí y de allá, y al final he de confesar que me sentí orgulloso de alguno de mis triunfos.
-Como por ejemplo las 'placas Ramón y Cajal', que llegó a poner a la venta.
-Mi mujer, Silveria, me apoyó e incluso fue mi ayudante. Todo ocurrió porque se desconocía por aquella época en España el método Monekoven, por el que los minutos se convirtieron en fracciones de segundo. Eran las populares placas de gelatino-bromuro ultrarrápidas que costaban, por cierto, sumamente caras. Así que sirviéndome de la guía de un libro donde se recogían los principios fundamentales de su composición, me puse a trabajar en el desván de mi casa. Me pasaba las noches vaciando emulsiones entre los rojos fulgores de una linterna, ante el asombro de la vecindad curiosa, que me tomaba por duende o nigromántico...
-Hubiera sido un buen negocio, ¿qué ocurrió?
-Lo de siempre. Mis estudios anatómicos y la preparación a las oposiciones me impidieron continuar con aquella empresa; pero estoy seguro de que si en aquella ocasión hubiera topado con un socio inteligente y en posesión de algún capital, se habría creado en España una industria importantísima y perfectamente viable.
-Como la del señor Eastman, luego ‘Kodak’, en los Estados Unidos.
-¿Y por qué no?
-Hizo usted miles de placas.
-No las conté pero no me extrañaría que así fuera.
-Lástima que sólo se conserven unas quinientas.
-Bueno, bien mirado, es lógico. De mi mocedad sólo conservé copias amarillentas y desvaídas por defecto del lavado. Sólo salvé unas pocas, que expurgué del peligroso hiposulfito y convenientemente charolé al colodión y a la gelatina. Pero del resto me extraña.
-Se conservan en un museo que lleva su nombre, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en Madrid. Pierda cuidado.
-Me alegro.
-Pero, sus investigaciones no se quedaron ahí, en sus placas, ¿no?
-No, no, qué va. Continué trabajando. Apliqué por primera vez en España la fotografía al grabado. Para ello aprendí a manejar el lápiz y el buril litográficos, no se olvide de mi formación en dibujo.
Uno de sus temas más practicados:
los bodegones

-¿Y la fotografía en color...?
-¡Claro! Las ventajas eran enormes. Imagínese usted cómo podría recogerse con ella un nuevo descubrimiento bacteriológico. Con la más absoluta de las precisiones.
-Y lo consiguió.
-Debo reconocer que ése fue uno de mis grandes triunfos.
-¿Y por qué no continuó usted su historia de la fotografía?
-¿A qué historia se refiere?
-A la que usted comenzó, en forma de apuntes, hacia 1870. Luego interrumpió y volvió a proseguir sus trabajos en 1880; para, poco más tarde, dejarlos definitivamente inconclusos.
-¡Ah! Eran unas cuantas hojas sueltas, en las que apuntaba términos como 'heliografía' o 'fotografía', los explicaba y comentaba algunos otros aspectos; pero sin grandes pretensiones.
-Pues si la hubiera terminado, se hubiera convertido en una de las más sólidas historias de la fotografía de este país, se lo puedo asegurar.
-¡Vaya!
-No se preocupe. Nos dejó sin embargo muchas obras biográficas y sobre todo un espléndido libro titulado La fotografía de los colores que se lee con mucho interés.
-¿Usted cree?
-Sin duda. En él reside tal vez el resumen más completo de sus trabajos.
-Esa fue mi intención. Me alegro de haberlo conseguido.
-¿Quiere acercarse por aquí, señor Cajal?
-¡Voy!
-¿Sabe usted qué es esto?
-Un extraño aparato de luces y de colores.
-Es un microscopio electrónico y esto es una fotografía con soporte de vídeo.
-¿Con soporte de qué?

Fragmento de la entrevista realizada a Santiago Ramón y Cajal en el libro 'Diálogos Fotográficos Imposibles', de Gorka Zumeta. Edita Centro Andaluz de la Fotografía, Almería. 1996.

Tambien te puede interesar:

Silveria Ramón y Cajal 5507465650215105852

Publicar un comentario

emo-but-icon

RECUERDO A EUGENIO FONTÁN EN 'NEUDC' (RNE)

AVANCE: EL PERIODISMO Y LA RADIO

AVANCE: EL PERIODISMO Y LA RADIO
Clica y amplía información

JULIA OTERO: PREMIO ALONSO VICEDO'2017

JULIA OTERO: PREMIO ALONSO VICEDO'2017
Clica y amplía información

FALLECE EUGENIO FONTÁN (D.GRAL DE LA SER)

FALLECE EUGENIO FONTÁN (D.GRAL DE LA SER)
Clica y amplía información

PUESTA DE LARGO DE CUONDA (#PODCAST)

PUESTA DE LARGO DE CUONDA (#PODCAST)
Clica y amplía información.

EN MARCHA LA EDICIÓN NÚMERO 20 (AIMC)

EN MARCHA LA EDICIÓN NÚMERO 20 (AIMC)
Clica y amplía información

LA RADIO DIGITAL SE EXTIENDE POR EL MUNDO

LA RADIO DIGITAL SE EXTIENDE POR EL MUNDO
Clica y amplía información

TWITTER AUTOR

ESTRENAMOS BLOG EN ESIC BUSINESS & MK

ESTRENAMOS BLOG EN ESIC BUSINESS & MK
Clica y amplía información

CARLOS ALSINA Y LOS 'GURÚES DE LA RADIO'

CARLOS ALSINA Y LOS 'GURÚES DE LA RADIO'
Cita a Gorka Zumeta y Radiochips en "La Cultureta" (Onda Cero Radio). Clica la foto

GORKA ZUMETA EN SPAINSKILLS 2017

27.02.2017. Gorka Zumeta coordinó y presentó los actos de una nueva edición de las SpainSkills 2017, organizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y desarrolladas en Ifema, en las que más de 300 estudiantes de FP de toda España compitieron por la excelencia.

GORKA ZUMETA EN INTERSICOP 2017

19.02.2017. Gorka Zumeta coordinó la comunicación y presentó los eventos de las actividades desarrolladas por la CEEAP (Confederación Española de Empresarios Artesanos Pasteleros), en el marco de la Feria Intersicop, celebrada en Ifema (Madrid), del 19 al 21 del pasado mes de febrero.

GORKA ZUMETA EN RNE, CON MENÉNDEZ

GORKA ZUMETA EN RNE, CON MENÉNDEZ
Clica y escucha la entrevista

13.02.2017. Gorka Zumeta fue uno de los invitados de Alfredo Menéndez, en “La Mañanas de RNE”, el pasado 13 de febrero, Día Mundial de la Radio. El editor de esta web participó junto con los corresponsales de RNE en Londres, París y Berlín en un espacio dedicado a la radio que se hace en estas capitales europeas, a las que intentó añadir el retrato de la radio española.

GORKA ZUMETA EN SPAINMEDIA RADIO

GORKA ZUMETA EN SPAINMEDIA RADIO
Clica y amplía información

El editor de esta web entrevistado en un podcast

“Confío en que los podcast, a futuro, sumen nuevos oyentes a la radio”

17.01.2017. Gorka Zumeta ha sido el invitado del programa “Forbes Daily”, de Spainmedia Radio, dirigido y presentado por Sergio F. Núñez, para hablar del ‘Universo Podcast’.

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?
Clica y amplía información

LAS RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC

LAS RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item