La SER, enferma de motivación

Desde la distancia, pero con indudable afinidad profesional y hasta emocional, asisto a la situación que se vive en mi antigua casa, la cadena SER, con preocupación y, al tiempo, con solidaridad hacia los compañeros y, permítaseme, amigos que sigo teniendo no solo en Gran Vía 32, la sede central de Madrid, sino a lo largo de toda la geografía nacional, en sus cientos de emisoras.

Presentación de la última temporada de radio de la SER, 2013-2014




No descubro nada, si hablo de las crecientes pérdidas que registra este grupo (en 2013 aumentaron un 519 por ciento), no solo por culpa de la pertinaz, y por cierto, recurrente crisis económica, sino también –y sobre todo, mantienen algunos- penosa, cuando no trágica, gestión económica, donde hoy se arrastran errores determinantes del pasado que han conducido a una situación casi insostenible.

Y, por fortuna, digo, es casi insostenible, porque el Grupo Prisa sigue trabajando, aunque con sus fuerzas y su talento claramente diezmados por los siempre incómodos Expedientes de Regulación de Empleo que han adelgazado sus filas, en varias salidas colectivas de sus profesionales. A pesar de ello, los que siguen trabajando continúan haciendo bien su trabajo. Y aquí quiero ir a parar.

Las cuentas de palacio...
A menudo charlo con algunos de mis amigos, ex compañeros, y todos me transmiten su contrariedad por lo que está ocurriendo en esa casa. Contrariedad a la que suman incertidumbre. La cadena de radio más fuerte de este país –y lo sigue siendo por el extraordinario trabajo que desarrollan sus profesionales- está enferma de motivación. El talento que acaparaba antes de la crisis ya no existe. Han adoptado nuevas voces de profesionales junior, a las que están formando, como solo saben hacer en esa casa, imbuyéndoles el histórico ‘sonido SER’ que también se encuentra herido en alguno de sus flancos; pero las principales voces están desilusionadas, y decepcionadas por sus gestores, a los que no les tiembla la mano cuando tienen que firmar salidas, sean las que sean.

Nuevo estudio A-1 de la SER. Las obras se prolongaron
varios años y coincidieron con la llegada de la crisis
Mis amigos también me dicen que ellos no pueden hacer nada, más allá de intentar mantener sus puestos de trabajo, su retribución y sus derechos históricos. Es cierto que el Convenio Colectivo que presidió la relación de la empresa con los trabajadores en tiempos más bonancibles recogía aspectos, muy positivos, que los de otras empresas del sector no contemplaban. Pero la situación se ha quebrado, la relación con la empresa se ha descarriado, y la plantilla se ha visto obligada a votar en un reciente referéndum sus propios recortes retributivos para mantener sus puestos de trabajo.

Así, en marzo de este pasado año, y con una sorprendente participación (más del 90 por ciento), los empleados de la Sociedad Española de Radiodifusión, aceptaban por mayoría (52,8 por ciento, frente a 39,7 por ciento) los recortes recogidos en el preacuerdo de su nuevo Convenio Colectivo. De esta manera asumían que la situación financiera que atraviesa la empresa, el Grupo en general, obligaba a una redistribución de los recursos, inevitable, e imprescindible.

Solamente, entre enero y septiembre del pasado año, la SER perdió doce millones de euros. Una cifra más que importante, provocada, en su gran mayoría, por el descenso en la contratación de publicidad, su única fuente de ingresos. Cuando los trabajadores, en épocas pasadas, participábamos de los éxitos comerciales de la empresa, y hasta celebrábamos todos juntos, con fiestas privadas en discotecas, los buenos resultados del EGM, a los que acompañaban también los más que buenos resultados económicos, ilusamente nos sentíamos partícipes de la compañía, enarbolábamos la bandera de la SER allá donde fuera necesario, y en cualquier caso estábamos profundamente orgullosos de vestir los colores amarillo y azul del logotipo de la primera radio del país.

La redacción de la cadena líder
Ésa era su fuerza, la gran fuerza de la SER que, en otro momento histórico, por cierto, se eligió como claim de la radio, identificando su talento como el más preciado patrimonio que encerraban sus estudios, redacciones y locutorios. El ‘sonido SER’ era tan impactante, e identificativo, que barriendo el dial de la FM, o de la agonizante, pero no muerta, OM, se localizaba de inmediato, simplemente por sus sintonías y, sobre todo, por sus voces, ritmos y estilos uniformes.

La SER ha perdido fuste. Sigue siendo fuerte. El EGM le sigue siendo favorable Sigue demostrando que hace una buena radio. Pero la hace contra la marea del desengaño -y hasta de traición para algunos, los expulsados del templo- que inunda todas las dependencias de esta compañía, extendiendo la paranoia entre sus trabajadores, que siguen saliendo, goteando, sin publicidad, discretamente, con la dignidad y la honestidad de reconocer su orgullosa pertenencia a la mejor universidad de la radio española, pero profundamente heridos por la ingratitud que representa despedirles después de haber sentido los colores del equipo como nadie.

Es cierto que ese trabajo, el desarrollado hasta cada fin de mes, se paga con la nómina. Pero hay una parte que no puede abonarse, un intangible, que es donde residía la auténtica fortaleza de la SER. Los profesionales de esta casa se sentaban delante del ordenador, y luego del micrófono, convencidos de que formaban parte del camino común que la casa recorría, orgullosos de su pertenencia a estas siglas. Pero la pésima gestión financiera que ha conducido a esta situación y que puede personalizarse en la figura de Juan Luis Cebrián, quien enfangó las finanzas del grupo por su opa a Sogecable, cuya única función actual parece seguir siendo posponer el pago de la deuda del grupo, negociándola con los bancos acreedores, y elaborar interminables listas de futuros despedidos, para seguir adelgazando Prisa de talento, ha minado todas las empresas, algunas ya escindidas como Cuatro o Digital+ y otras diseccionadas, como Santillana, donde sigue la caza de brujas disfrazada.

Juan Luis Cebrián
La radio no es como el resto de las empresas del Grupo Prisa. Cuenta con un componente emocional, inherente al propio medio, que marca inexorablemente el trabajo de sus profesionales. No basta con que a los de la radio les quieran sus oyentes –que lo siguen haciendo- (nadie quiere a un periódico, y sin embargo sí se quiere a la radio); es necesario que también la empresa les quiera. Y lo demuestre. Pero desde los jefes –que nadan también en el mismo mar de indecisiones- hasta el último becario, todos participan de ese mismo ambiente derrotista que está contaminando el día a día.

Hay que seguir trabajando, haciéndolo lo mejor posible, porque ni el futuro, ni las decisiones, dependen de nosotros”. Ésta es una de las frases más extendidas, que he oído más últimamente, y que compartiría si siguiera trabajando dentro. Pero refleja una profunda decepción y desencanto, elementos ambos que socavan, como no podía ser de otra forma, el ánimo que presidía el ambiente que yo conocí, disfruté, y promoví durante los muchos años que tuve la suerte de aprender en la SER.

2007, las sombras empezaban a acechar,
Augusto Delkáder e Ignacio Polanco
No me atrevería a afirmar que resulta fácil gestionar una compañía desde la abundancia. Pero se me antoja menos complicado que hacerlo desde la escasez de ingresos. Parece de sentido común. He conocido grandes gestores, entre los que incluyo al actual máximo responsable de la SER, José Luis Sáinz, del que, personalmente, no tengo ni la más mínima queja por el trato amable que me dispensó. Pero me consta es duro y exigente en el trato, aunque, hasta ahora, eficaz en los resultados (desde el punto de vista de la empresa). Su marcha al grupo Vocento (en 2009) puso de manifiesto, desde fuera, su incomodidad con las líneas marcadas en la Prisa de entonces. Nadie se va si está a gusto… Pero su papel, discreto, en el grupo vasco y la llamada de socorro desde Gran Vía le hizo regresar con plenos poderes para gestionar la época de vacas flacas, relegando al histórico Augusto Delkáder, quien hizo grande la SER, al puesto de “presidente no ejecutivo”, cuestión que se dilucidó a través de varias notas de prensa sucesivas que terminaron sellando su relevo.

Así están las cosas. Como sugirió el propio Cebrián en la Junta General de Accionistas de Prisa, en 2012, todo el grupo está en venta. Antes, podían priorizar las compañías estratégicas. ¿Cuándo dejó de serlo Santillana, el germen de Prisa, la empresa que levantó Jesús de Polanco ladrillo a ladrillo y que ya se ha desgajado? El País es un emblema. Y la SER, otro. ¿Pero hasta cuándo podrán mantener esa decisión, sin que les cueste más dinero de intereses o prorrogar la sangría financiera?

El Conde de Godó y Jesús de Polanco. Nadie
podía prever lo que luego ocurrió, 2006.
En este mar de incertidumbre financiera, la SER se sigue moviendo por inercia. Pero cuenta con un enorme patrimonio, al que desde aquí quiero rendir mi homenaje y presentar mis respetos: la proverbial profesionalidad de todos cuantos la hacen cada día, no solo periodistas, gremio al que pertenezco, sino comerciales, administrativos, y hasta el personal de Servicios Generales. Trabajar para revertir ese desapego y desmotivación es el mayor de los retos que tienen por delante los altos ejecutivos de la SER. Ojalá la luz al final del camino se vislumbre pronto, y se abra una nueva era, en el seno de Prisa, o no, que permita a la SER seguir demostrando que lo suyo es hacer buena radio, sea quien sea quien haga caja.

Tambien te puede interesar:

Juan Luis Cebrián 8691173597285290002

Publicar un comentario

emo-but-icon

PRIX EUROPA'18: #CON2OREJASDESDEBERLÍN

GORKA ZUMETA VISITA "EL GALLO" DE RNE

El editor de esta web en RNE

“Creo en los podcasts para enganchar a las nuevas generaciones en el consumo de audio”

18.10.2018. El editor de esta web, Gorka Zumeta, ha visitado la Casa de la Radio para ser entrevistado en el programa “El Gallo que no cesa”, de Chema García Langa. El tema, cómo no: la radio, su presente -que viene del pasado- y las líneas que se dibujan en el horizonte de su futuro. Escucha aquí la entrevista.

"IMPRESCINDIBLES" (RTVE) CON GABILONDO

"IMPRESCINDIBLES" (RTVE) CON GABILONDO
Clica y amplía información

PROMESA: "CORREGIR LAS INJUSTICIAS CON RNE"

PROMESA: "CORREGIR LAS INJUSTICIAS CON RNE"
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE
Ha sido este lunes, 15 de octubre

El Máster de RNE cumple 30 años

“Solo se puede convivir con la servidumbre de la radio, si cuentas con vocación”

15.10.2018. Tras la inauguración por parte de las autoridades de RTVE, RNE y la Universidad Complutense, Gorka Zumeta ha tenido el honor de pronunciar la Lección inaugural del Máster de RNE, para la que ha elegido como título: “La radio española. La subsistencia del modelo: el reinado de la FM frente al aspirante digital”. 27 nuevos alumnos se formarán durante un año académico en la Casa de la Radio.

EL APAGÓN NORUEGO CENTRA EL WORLDAB

EL APAGÓN NORUEGO CENTRA EL WORLDAB
Clica y amplía información

COMPROMÍS ACERCA LA DAB AL SENADO

COMPROMÍS ACERCA LA DAB AL SENADO
Clica y amplía información

LA AIMC PREGUNTA POR LOS SMARTSPEAKERS

LA AIMC PREGUNTA POR LOS SMARTSPEAKERS
Clica y amplía información

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

GORKA ZUMETA ABRIÓ LAS JPOD'18 EN MADRID

GORKA ZUMETA ABRIÓ LAS JPOD'18 EN MADRID
Clica y amplía información

JPOD'18-GORKA ZUMETA Y JOSÉ ÁNGEL ESTEBAN

JPOD'18-GORKA ZUMETA Y JOSÉ ÁNGEL ESTEBAN
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, 35 AÑOS DE CATALUNYA RADIO

GORKA ZUMETA, 35 AÑOS DE CATALUNYA RADIO
Clica y escucha la entrevista

GORKA ZUMETA EN BD.BT (TVE INTERNACIONAL)

GORKA ZUMETA EN BD.BT (TVE INTERNACIONAL)
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"
Clica y amplía información

Gorka Zumeta: “El auténtico reto de la radio del siglo XXI es la renovación generacional de sus oyentes”

15.02.2018. Gorka Zumeta, editor de esta web, es entrevistado por Iván Oriola, para su podcast Una luz Roja, un espacio en la red dedicado a conocer en profundidad a los profesionales de la radio, por el que han pasado, entre otros, Carlos Honorato, Juan Herrera y Rafael Cerro.

13 FEBRERO 2018: DÍA MUNDIAL DE LA RADIO

13 FEBRERO 2018: DÍA MUNDIAL DE LA RADIO
Clica y amplía información

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA
Clica y amplía información

Gorka Zumeta y Chelo Sánchez (UPSA) comparten tertulia sobre la radio en “Hora 25”

13.02.2018. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue uno de los expertos invitados en el programa “Hora 25”, de la Cadena SER, junto con la profesora de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Chelo Sánchez Serrano. Ambos, junto con Àngels Barceló, la directora, fueron desgranando algunos de los puntos esenciales de la situación de la radio en la actualidad, y su futuro, en un día de Jornadas Abiertas de la SER a los oyentes, con ocasión del DÍA MUNDIAL DE LA RADIO. Escúchalo clicando aquí.

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"
Clica y visualiza los primeros 30 minutos

Gorka Zumeta: “Nadie sabe que existe la radio DAB, y mucho menos que se está emitiendo en Madrid y Barcelona”

El editor de esta web impartió una conferencia en la Casa de Cultura Tomasene, de San Sebastián (Guipúzcoa) a finales de 2017, en la que dio un repaso al pasado y al presente de la radio en España, y enfiló el futuro en algunas de sus claves. Puedes visualizar los primeros 30 minutos de conferencia clicando aquí.

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?
Clica y amplía información

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item