El adiós de Gemma Nierga: golpe a la cantera de la SER

La periodista se ha despedido esta mañana de los micrófonos de la SER, en la que permaneció 30 años 

"Seguiré siendo feliz allá donde vaya, no lo duden" 

Viernes, 14 de julio de 2017. Piensen ustedes cuál sería su ánimo si, después de trabajar en una empresa durante treinta años, un día te dicen que te vayas por la puerta, con una mano por delante y otra por detrás. Dedíquenle unos segundos a reflexionar. Es posible que más de uno no sólo lo piense, sino que hasta lo haya sufrido/vivido. Lo que menos te interesa es cumplir tu contrato, quieres cerrar etapa, y presentarle cuanto antes al futuro tu cara más amable, aunque deshecha. Exactamente esto es lo que ha vivido Gemma Nierga en sus últimos días en la Cadena SER de toda su vida. A ella le hubiera gustado irse en silencio, sin hacer ruido, por la misma puerta que un día la recibió pletórica de fuerza y de arrojo, dispuesta a comerse el mundo. Pero sus oyentes, a través de un clamor colectivo difundido en las redes sociales, e incluso sus compañeros, la han convencido para que se despidiera. Y eso es lo que ha hecho esta mañana de viernes, el final de la semana, el final de tres prolíficas e intensas décadas de madrugadas, tardes y mañanas pegadita a sus oyentes.


Gemma Nierga, en los estudios de Radio Barcelona, esta mañana, durante su despedida (Foto Cadena SER)
“Muchos han sido los que estos días me han hablado de la importancia de decir adiós. A mí no me gusta hacerlo, quizá porque no sé cómo se hace; pero lo intentaré”. Y lo ha intentado, y hasta creo que lo ha conseguido. Nadie podía esperar, pese a las presiones irracionales, que Gemma ofreciera una “rueda de prensa” para explicar su salida de la SER, porque la intrahistoria forma parte de su intimidad dolida, que solo se comparte con tus seres más queridos. Nadie tiene derecho a exigir una confesión de este calibre. La empresa tiene la fuerza -que no la razón en este caso- y la ha ejercido, nada más, y nada menos. Y en el camino, Gemma Nierga ha sido la víctima en este caso. Como antes, por favor no lo olvidemos, decenas y decenas de compañeros que, sin tener tanto nombre como ella, también salieron de esa casa de mala manera. Y, por cierto, Gemma siempre estuvo con ellos, con sus compañeros, situándose en la acera de la protesta contra la dirección, algo que nunca le perdonaron. Tal vez desde entonces estuviera estigmatizada. Su primera condena visible fue su traslado a la mañana para ocuparse de la parte rosa (o marrón) del “Hoy por Hoy”. Carles Francino hizo el camino inverso. Algo que carecía de explicación lógica…
El golpe en las redacciones, y entre el resto de directores de programas, ha sido brutal

Tampoco la SER podía permitirse el lujo de no saber qué iba a contar Gemma en su despedida. En una época en la que los miedos se extienden como una epidemia entre los despachos y todos se afanan por controlarlo todo, el texto del adiós de Gemma Nierga también ha sido producto de un pacto. Se negoció la puesta en escena, la forma. El cuándo, y cómo. Pero el qué lo decidió Gemma. La dirección de la casa estaba al corriente, sin más; aunque tenían la tranquilidad de conocer bien a quien se despedía. Todo estaba convenientemente planificado. Incluso la aparente frialdad que Gemma -una persona muy emocional- ha puesto de por medio en esta difícil circunstancia, como coraza ante lo que veía como su último compromiso con la antena de la SER. Pero que no se me malinterprete. Coraza no con los oyentes, sino con quienes le habían cerrado la puerta de la casa que la vio nacer profesionalmente, crecer, y arrasar. David Cano, un influencer de los medios de comunicación, lo veía así:


Breve’ sí, para ella la despedida no ha sido fácil, pese a la sonrisa que ha mantenido en todo momento, y que puede verse en el video grabado en Radio Barcelona. Lógico. ‘Desangelado’, no tanto; aunque ésta ha sido la sensación no sólo de David, sino de otros muchos, pero sí algo descentrada, descolocada. En su interior, Gemma sabía que no iba a volver a hablar más por ese mismo micrófono que tenía delante, que perdía los colores, y las siglas de la SER. Pero, a todo esto, se ha sumado un ‘regalo’ que le ha hecho su compañera de reparto Pepa Bueno, que no le ha gustado una pizca, y se ha notado. No sólo basta con escuchar su tono cortés, pero contrariado, ante el inesperado detalle; es que el video -a través de su comunicación no verbal- certifica este malestar que, definitivamente, creo, descoloca más a Gemma (ver fotografía inferior).

Momento en que Gemma Nierga escucha que el regalo de Pepa Bueno es una llamada de una oyente que perdió a su hijo (Captura video Cadena SER)
Pero también era muy fácil caer en la emoción, y recaer, y sollozar en la antena. Por eso, al principio, se pensó en grabar la despedida, para evitar males mayores; pero finalmente Gemma apostó por el directo, por hacer esa pequeña incursión en su propio programa, ahora conducido por su compañera Macarena Berlín, que le ha dedicado unas sentidas palabras de agradecimiento y admiración, muy sinceras, sin necesidad de recurrir a ninguna llamada de una oyente, a modo de ‘regalo’.

“Dejo la Cadena SER no por decisión mía, eso ya lo saben; sino por decisión de quienes dirigen la emisora, que son quienes saben gestionar el medio y quienes entienden de radio”. La frase es demoledora, por su enorme carga irónica (o caústica), y eso que tal y como la ha leído -bastante plana- no se entreveían dobles intenciones. Se presume que quienes han tomado la decisión de prescindir de sus servicios “entienden de radio”. Esto, desde luego, es mucho presumir, dada la trascendencia de la decisión, que ha revolucionado las redes sociales, y lleva haciéndolo, con desigual intensidad, desde que se conoció la noticia. No voy a volver a incidir en este aspecto, sobre todo cuando está reciente mi reflexión personal en torno al período histórico que atraviesa la SER en esta última década, y que me he atrevido a calificar de “errático”.

Fotografía de familia, de la despedida de Gemma Nierga, en Radio Barcelona, con su equipo y compañeros. A la derecha, Josep María Martí, su principal valedor, directivo histórico de la SER
No estoy defendiendo que la figura de Gemma Nierga sea intocable. A lo largo de la historia de la Cadena SER se han ido tomando decisiones, muchas traumáticas, otras desacertadas y otras, seguro, ajustadas -tiene que haber de todo-, de prescindir de profesionales que lideraban programas de éxito. Pero las formas -que hace tiempo se perdieron en la cadena radiofónica de Prisa- deberían ser impecables. No es el caso. Existen tantos destinos para Gemma Nierga como alcance la imaginación de los máximos responsables de la casa. Sin ir más lejos, por ejemplo, uno de sus últimos proyectos, SER Catalunya, red de emisoras formada a partir de la adquisición de la desaparecida ONA Catalana, luego ONA FM, adquirida por Prisa en 2005, con resultados en el último EGM más que discretos, se hubiera beneficiado enormemente de su incorporación para liderar las mañanas, en catalán. La SER no destaca entre las emisoras preferidas de Cataluña. El idioma constituye una barrera, evidente. De ahí la intención de potenciar SER Catalunya, desde Radio Barcelona. Pero no se ven resultados. Sólo se anuncian reiteradamente intenciones. Y así, sin recursos, no se llega a ninguna parte.

"Es como si hubieran despedido a Carlos Llamas"
Las redacciones de Radio Madrid y, sobre todo, Radio Barcelona esta mañana eran un poema. Las caras se encogían, las miradas se esquivaban, el ánimo languidecía. “Hoy no es un viernes más”, comentaba un redactor en Madrid, y ciertamente no lo era. Los pasillos de la emisora decana, EAJ-1, eran escenario de despedidas fugaces con Gemma, siempre atenta, pero cada vez más destrozada por dentro. Juan Carlos Ortega confesaba, al terminar la despedida en antena que se llevaba a Gemma a desayunar, a lo que la invitada añadía: “llevo diez días sin desayunar, a ver si se me abre el estómago ya y puedo desayunar”. Eso no estaba pactado. La presentadora estrella de la SER, otrora, reconocía su bloqueo, físico y psíquico, ante una situación que le ha generado una tensión desatada, de la que quería escapar cuanto antes, con un croissant y con sus amigos. Los mismos a los que tuvo que decir adiós, por decreto ley, del “Hoy por Hoy”, cuando la dirección de la casa así se lo impuso, hablo de los casos de Boris Izaguirre y Javier Cansado. Y es que las coordenadas en las que debía moverse Gemma en su tramo del “Hoy por Hoy” eran muy limitadas. Con esos dos nombres citados, eliminaron de un plumazo la presencia del humor en el programa más escuchado de la radio española. Y, mientras, Carlos Herrera, y sus “Fósforos”, frotándose las manos. Pero hubo más cortapisas. Demasiadas. El ánimo de Gemma iba decayendo, y se le notaba, pese a su profesionalidad, más que probada, que no era la misma de “La Ventana”. Pero no toda la culpa fue suya. No hizo lo que quiso, sino lo que le impusieron los que “entienden de radio”.


La despedida de Gemma Nierga

En otro tiempo, una de las
caras más amables de la SER
Permítanme que entre en el programa unos minutos para despedirme. Muchos han sido los que estos días me han hablado de la importancia de decir adiós. A mí no me gusta hacerlo, quizá porque no sé cómo se hace; pero lo intentaré. Lo intentaré para agradecerles todo lo que les debo. Hace años que nos conocemos: cuando empecé con el “Hablar por hablar” allá por el año 90 yo era muy joven. No saben lo difícil que me resultaba escuchar a los oyentes sin implicarme en cada historia, sin echarme a llorar. Pero, lo conseguí. Conseguí poner una distancia que me ayudara a sobrellevar las madrugadas. 

Hoy soy yo la que tengo que contarles algo personal. No voy a poner ninguna distancia entre ustedes y yo. Después de muchos años trabajando en esta empresa, hoy dejo la Cadena SER. No por decisión mía, eso ya lo saben; sino por decisión de quienes dirigen la emisora, que son quienes saben gestionar el medio y quienes entienden de radio.

Por mi parte, sepan que les voy a echar mucho de menos. Echaré de menos nuestra relación. Hace años, en la época de “Hablar por hablar”, recuerdo que un día dije en antena que “Sentado en el muelle de la bahía” era una mala canción. Al cabo de unos días, un taxista de Madrid me dijo que nunca más escucharía un programa mío, porque había herido sus sentimientos al criticar el tema de Otis Redding. Al llegar a destino, paró el taxímetro y mantuvimos una larga conversación sobre música, que a mí me sirvió para cambiar mi opinión acerca de esta canción. 

Así ha sido nuestra relación de tantos años: aprendiendo unos de otros. Sin duda mucho más yo de ustedes que ustedes de mí. Las últimas semanas, desde que me anunciaron que mi tiempo en la SER había terminado, han sido muy intensas, pero déjenme decirles que he encontrado tantas sonrisas cómplices por el camino, tantos abrazos, tantos mensajes de amigos que me han ayudado a superar el mal momento. Carles Capdevilla decía que “en tiempos difíciles la actitud marca la diferencia” Dedicado a Carles, mi actitud en este momento es de enorme agradecimiento a todos ustedes, a mi gran equipo, a los colaboradores, a los compañeros de la radio. 

He sido muy feliz todos estos años frente al micrófono y lo seguiré siendo, no lo duden, allá donde vaya. Porque esto de ser feliz es una cuestión de orden personal. Gracias por la compañía de estos años, gracias por el cariño de estos días y la aventura continúa. 


El golpe en las redacciones, y entre el resto de directores de programas (el año que viene vencen más contratos, que hay que renovar), ha sido brutal. Es, me decía un periodista de la casa hace unos días, como si hubieran despedido a Carlos Llamas. Y nada más pensarlo se me revolvían las tripas, las mismas que se les han revuelto a cientos de oyentes que, a través de Twitter o Facebook, se han sentido traicionados y han prometido abandonar la SER, buscar otras alternativas o, sencillamente, apagar la radio. Estaba prevista esta ‘tormenta’, hoy viernes, y siempre tras las tormentas, llega la calma. El verano está de por medio, para que se calmen las aguas y Toni Garrido, sin culpa ninguna, salude a los oyentes del segundo tramo del “Hoy por Hoy”, exoyentes de Gemma Nierga. Duro. Muy duro. También para Toni.


Momento en que Gemma Nierga hablaba con los personajes de Juan Carlos Ortega, que han querido despedirse de ella, en una amable y divertida alegoría de sus oyentes
La redacción ha quedado, una vez más, muy tocada por esta salida. ¿Y van… cuántas veces? Hace muchos años -demasiados- que la redacción vive atenazada por una inestabilidad laboral que no se merece (porque lo han dado todo por completar el trabajo, con menos personal), y que  no hace más que minar su ánimo y motivación. Pero esto no les importa. Deben de pensar que la radio es como una fábrica de churros donde si algo no funciona se cambia a su responsable por otro y santas Pascuas. Pero no, la radio es el medio de comunicación que establece con sus oyentes el mayor vínculo posible, hasta el punto de que el éxito sólo se produce si ese vínculo se traduce en fidelidad al comunicador y a la marca. A veces el nombre del comunicador está muy por encima de la marca, y pienso en del Olmo, Herrera, García, etc.

Por todo esto, por lo que ha significado el trabajo de Gemma Nierga a lo largo de estos treinta años, por lo que ha sumado a la SER, por lo que representa -la última representante de la cantera promocionada-, por su equipo -¡tantas horas compartidas, más que con la familia de verdad!- y, sobre todo, por sus oyentes, esta mañana, cuando se ha despedido Gemma, faltaba el SONIDO DE LA SER, su marca sonora más solemne, la partitura del maestro Mompou, ante la que se me sigue erizando el vello, que conocemos como la “Sinfonía Azul”, reservada a las grandes ocasiones (triste, en este caso, pero trascendental), que hoy hubiera interpretado bajo ‘tempo moderato’, porque ha sido una mañana triste, que no se merecía, al menos no así, ni Gemma ni la radio. Por eso, en este podcast, lo he subsanado. Volveremos a oír a Gemma pronto.   

Tambien te puede interesar:

Toni Garrido 3120354252520860744

Publicar un comentario

  1. ¡¡Muy bueno el artículo!! ¡¡Enhorabuena!! Una pena su marcha de la Cadena Ser, es un gran profesional que no han estado a la altura con ella. Me gustaría que fichara por Onda Cero, pero no sé si al final esa cadena lo hará, aunque he oído algunos rumores de que le han hecho una oferta.

    ResponderEliminar

emo-but-icon

GORKA ZUMETA EN INFORADIO (UCM)

SOY LA RADIO - VERSIÓN JOSÉ ÁNGEL FUENTES

SOY LA RADIO - VERSIÓN JOSÉ ÁNGEL FUENTES
Clica y escúchala

EL ADIÓS AL FORGES DE LA RADIO (RNE)

EL ADIÓS AL FORGES DE LA RADIO (RNE)
Clica y escucha la entrevista

COPE PRESENTA SU PRIMER PODCAST DE FICCIÓN

COPE PRESENTA SU PRIMER PODCAST DE FICCIÓN
Clica y escucha la entrevista

ARCO TAMBIÉN SERÁ RADIO, GRACIAS A RADIO 3

ARCO TAMBIÉN SERÁ RADIO, GRACIAS A RADIO 3
Clica y amplía inormación

'SEMANA DE LA RADIO' EN BARBASTRO (UNED)

'SEMANA DE LA RADIO' EN BARBASTRO (UNED)
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"
Clica y amplía información

Gorka Zumeta: “El auténtico reto de la radio del siglo XXI es la renovación generacional de sus oyentes”

15.02.2018. Gorka Zumeta, editor de esta web, es entrevistado por Iván Oriola, para su podcast Una luz Roja, un espacio en la red dedicado a conocer en profundidad a los profesionales de la radio, por el que han pasado, entre otros, Carlos Honorato, Juan Herrera y Rafael Cerro.

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA
Clica y amplía información

Gorka Zumeta y Chelo Sánchez (UPSA) comparten tertulia sobre la radio en “Hora 25”

13.02.2018. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue uno de los expertos invitados en el programa “Hora 25”, de la Cadena SER, junto con la profesora de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Chelo Sánchez Serrano. Ambos, junto con Àngels Barceló, la directora, fueron desgranando algunos de los puntos esenciales de la situación de la radio en la actualidad, y su futuro, en un día de Jornadas Abiertas de la SER a los oyentes, con ocasión del DÍA MUNDIAL DE LA RADIO. Escúchalo clicando aquí.

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

TWITTER GORKA ZUMETA

GESTIONA RADIO HOMENAJEA A G. ESTEFANÍA

GESTIONA RADIO HOMENAJEA A G. ESTEFANÍA
Clica y amplía información

EN RECUERDO DE GONZALO ESTEFANÍA

EN RECUERDO DE GONZALO ESTEFANÍA
Clica y amplía información

LUIS OZ CITA A GORKA ZUMETA EN 'EL MUNDO'

LUIS OZ CITA A GORKA ZUMETA EN 'EL MUNDO'
Clica y amplía información

PODCAST ESIC: EL MIEDO A LOS PERIODISTAS

PODCAST ESIC: EL MIEDO A LOS PERIODISTAS
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA ESTRENA PODCAST EN ESIC

GORKA ZUMETA ESTRENA PODCAST EN ESIC
Clica y amplía información

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"
Clica y visualiza los primeros 30 minutos

Gorka Zumeta: “Nadie sabe que existe la radio DAB, y mucho menos que se está emitiendo en Madrid y Barcelona”

El editor de esta web impartió una conferencia en la Casa de Cultura Tomasene, de San Sebastián (Guipúzcoa) a finales de 2017, en la que dio un repaso al pasado y al presente de la radio en España, y enfiló el futuro en algunas de sus claves. Puedes visualizar los primeros 30 minutos de conferencia clicando aquí.

GORKA ZUMETA EN RADIO 5, DE RNE

GORKA ZUMETA EN RADIO 5, DE RNE
Clica y escucha la entrevista con Juan San Ildefonso, en 'Sostenible y Renovable'

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?
Clica y amplía información

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item