¿A dónde va el dinero de Cope?

Informe de situación, e histórico, sobre el propietario mayoritario de la Cadena de Ondas Populares Españolas 

La Conferencia Episcopal reinvierte sus beneficios en Cope 

  • La CEE no ha puesto un euro en Cope desde que acudió a la última ampliación de capital en 1991, coincidiendo con la salida de Luis del Olmo hacia Onda Cero

De manera recurrente, y sin base alguna, hemos podido leer, no una, ni dos, sino con frecuencia, en términos de lo que hoy se ha acuñado como postverdad, que Cope servía para engordar las arcas de la Conferencia Episcopal Española (CEE), y que los curas poco menos que se enriquecían con los beneficios directos de la segunda cadena de radio, en audiencia, de España. Por eso, me parecía oportuno aclarar las circunstancias, y profundizar en este aspecto tan controvertido, dada la naturaleza del accionista mayoritario (51 por ciento) de la Cadena de Ondas Populares Españolas.

La cara visible de Cope, el plantel de la Temporada 17-18, que está ahora en marcha
En este país nuestro en el que la vehemencia atenta a menudo contra la tolerancia, se venera el blanco y el negro, y se obvian los grises, se enfrentan opiniones y se fomenta el estado cainita patrio, instituciones como la Conferencia Episcopal Española (CEE), que representa al estamento eclesiástico español, suelen ser a menudo diana de todos los dardos disparados desde la intolerancia.
La CEE invierte sus recursos en la financiación de las parroquias, los salarios de los sacerdotes y el sostenimiento de los misioneros, entre otros fines. No en auxiliar a Cope

La semana pasada conocimos la cifra de negocio resultante y los beneficios obtenidos por la cadena Cope, ocho millones de beneficios de Ebitda (beneficio bruto, antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones). Al mismo tiempo supimos que la cadena azul logró atraer un cinco por ciento más de facturación publicitaria. En cualquier caso, atrás han quedado los años de penuria de la crisis y los ajustes salariales. De entrada, son buenas noticias para la Cope, y más para sus trabajadores. Pero, una vez más, han disparado los rumores (y acusaciones) de realimentación entre la CEE y su cadena de radio.

Vaya por delante que la Cadena de Ondas Populares Españolas, Cope, está constituida jurídicamente como una Sociedad Anónima (Radio Popular, S.A.) y, como tal funciona exactamente igual que cualesquiera otras sociedades de esta naturaleza. Pero sí es cierto que, en el caso de la Conferencia Episcopal Española como accionista mayoritario, concurren una serie de circunstancias específicas que conviene señalar para ir aclarando los hechos.

Imagen del estudio principal de Cope tras su última remodelación
La CEE está en su derecho de disponer de un medio de comunicación “para poder transmitir su mensaje en una sociedad cada más plural, y donde la presencia y la opinión cristiana, van siendo cada día menos mayoritarias o más minoritarias”, señalan fuentes de Cope, consultadas por esta web. Parece claro que, con la llegada de la democracia, la Iglesia perdió presencia y, sobre todo, influencia, aunque el tejido social del país siga siendo mayoritariamente católico, así reconocido por la mayoría, pero, eso sí, poco practicante. 

En cualquier caso, la Constitución establece que España no es un país confesional, pero también con matices. Aquella España “católica, apostólica y romana” que impuso el dictador Francisco Franco por decreto, fue derogada oficialmente en 1978, por el artículo 16 de la Carta Magna: “Se garantiza la libertad religiosa y de culto. [...] Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Y aquí llegaron los matices, porque en la Comisión Constitucional del Congreso se produjo un pequeño rifirrafe en el punto tercero del artículo que, tras garantizar la aconfesionalidad del Estado, se garantizaba también que el Estado cooperaría “con la Iglesia católica” —específicamente— “y las demás confesiones”.
Cope va a afrontar su transformación digital este año, “no ha habido un impulso directo, sistemático y sostenido para lanzar la pata digital”

Han transcurrido más de 40 años desde aquel 1978 y todavía seguimos alimentando la desconfianza hacia el clero que, si bien, como todo aquello organizado por el hombre, deja mucho que desear en lo que perfección se refiere (y ahí están los recientes casos denunciados de pederastia que implican a la Iglesia católica); sí que hay que reconocerle la labor positiva que ha realizado en muchos órdenes de la vida: lucha contra la pobreza, cuidado de los enfermos, educación y formación humanista, etc.

El caso es que la CEE es la accionista mayoritaria de la Cope, adonde traslada, como no podía ser de otra forma, su ideario; pero desde luego no entra en sus objetivos que esta empresa, en la que participa, le cueste dinero, o se convierta en un saco sin fondo que hipoteque su verdadera labor, que no es otra que la pastoral. La CEE invierte sus recursos en la financiación de las parroquias, los salarios de los sacerdotes y el sostenimiento de los misioneros, entre otros fines. No en auxiliar a Cope.

La última vez, sin embargo, que la CEE puso dinero para garantizar la continuidad de Cope fue hace 27 años. Desde 1991 no ha puesto un euro. ¿Qué circunstancias concurrieron para que esta situación se diera? Los lectores más veteranos la van a recordar de inmediato: la marcha de Luis del Olmo a Onda Cero. La cadena Cope sufrió una crisis muy seria que obligó a una ampliación de capital y la CEE, como accionista mayoritario, acudió de inmediato a la ampliación. De no ser así, la cadena de radio de los obispos hubiera atravesado por un desierto financiero que nadie sabe, hoy en día, dónde hubiera acabado, posiblemente en la suspensión de pagos.

Otra de las grandes patas del éxito financiero de Cope: el equipo de deportes. En la imagen Paco González y Pepe Domingo Castaño
Pero las circunstancias, hoy, son otras, diferentes. ¿Qué ocurre cuando es la Cope la que obtiene beneficios? ¿Qué obtiene la Conferencia Episcopal a cambio? Pues nada. Históricamente, lo que ha ocurrido hasta ahora es que el máximo organismo ejecutivo de la Iglesia española reinvierte los beneficios en la propia empresa, al menos la parte correspondiente a su 51 por ciento de presencia en el accionariado. “No es objetivo de la CEE hacerse rica a cuenta de Cope, no es ésta su finalidad”, señalan fuentes de la empresa. De alguna manera, desde Cope pueden sentirse satisfechos por tener un accionista mayoritario que actúa de esta manera. No es nada habitual que los accionistas renuncien a su retorno de inversión, pero en Cope ocurre.

Otra cuestión diferente es lo que afecta al resto de pequeños accionistas, que están en su derecho de llevarse sus beneficios, sobre todo porque no los veían desde hace muchos años. Ocupan estos puestos en el Consejo de Administración empresas como Diario de Navarra, la Organización Nacional de Ciegos de España (Once), Seguros Umas, Boluda Corporación Marítima, y en otros momentos, anteriores a esta etapa estuvieron presentes en él Cajasur (hoy absorbida por Kutxabank) el Banco portugués Espirito Santo, Vocento y La Razón (Grupo Planeta, que se retiró totalmente de Cope en 2004 al hacerse con el control absoluto de Onda Cero, la cadena que compraron a la Once, precisamente). “Siempre ha habido inversores, que no eran eclesiásticos, que se han visto interesados por el Grupo Cope”, nos han asegurado fuentes solventes de esta compañía.
Cope haría bien en plantearse el peor de los escenarios posibles -el año 2020- y diseñar una estrategia proactiva, no reactiva

Cope ha atravesado una de las peores crisis de su historia, pero ha capeado bien el temporal. La cadena de radio de la CEE ha perdido “lo incontable”. Por eso, cuando llega el beneficio, el hecho de que se reinvierta supone para su saneamiento toneladas de árnica, y de posibilidades de reinversión. Por si fuera poco, la crisis económica coincidió con el cese de Federico Jiménez Losantos, César Vidal, Ignacio Villa,  etc. Fue un momento crítico, de nuevo, porque la publicidad retrocedió. Aquello, desde Cope, lo califican de “tormenta perfecta”. Ocurrió entre los años 2009 a 2015. Y ahora empiezan a recuperarse.

La situación laboral en Cope también atravesó por momentos especialmente duros, como consecuencia del drástico descenso de la publicidad, lo que obligó a todo el sector dependiente de esta fuente de ingresos a recomponer su tejido empresarial. La Cope no fue menos, y tampoco pudo evitarlo. Pero, a diferencia con otras empresas del sector -la SER, sin ir más lejos- la cadena de los obispos logró contener sus salidas, aunque las hubo, y muy sonadas. En 2015 salieron 19 personas, entre ellas, Juanma Rodríguez, Alicia Ayala y Miryam Ponte, por citar tres nombres.

Cope ha toreado la crisis económica gracias a varios acuerdos con el Comité de Empresa, que perseguían contener las salidas lo más posible. Se llegó a un acuerdo de reducción salarial progresiva, y proporcional a los ingresos de cada trabajador, los que ganaban menos se ajustaron menos y los que ganaban más se ajustaron más, “pero todos los trabajadores ajustaron sus salarios”, afirman fuentes de Cope. La empresa se comprometía a que, llegados los beneficios, se compensarían las reducciones salariales, y así ha ocurrido. “El año pasado los trabajadores ya percibieron unas cantidades adicionales para compensar parte de lo que dejaron de cobrar”. Pese a los enfrentamientos, que los hubo, “no fue un camino de rosas”, lo cierto es que Cope ha disfrutado de “una mayor paz social que otras empresas de su competencia”, nos apuntan las fuentes consultadas.

Carlos Herrera, el artífice del cambio de situación
 financiera en Cope, en una imagen de Alberto Espada
¿Hacia dónde van los beneficios reinvertidos en Cope por la CEE? Aparte de un aprovisionamiento de cara a las posibles vacas flacas que los ciclos ‘regalan’ a la economía, fuentes solventes de la compañía apuntaban tres grandes vértices:

-El primero de ellos se dirige a la renovación tecnológica que exigen los tiempos. Cope reconoce que “no ha habido un impulso directo, sistemático y sostenido para lanzar la pata digital de Cope”.  En este sentido, la empresa tiene previsto dotar a este movimiento estratégico de nuevos recursos, tanto materiales como humanos. A finales del año pasado, Cope fichó a Montse Lluis, como subdirectora general de contenidos, para liderar este proyecto digital, que persigue, en última instancia, alcanzar la conocida 'redacción única', entre el mundo de la radio tradicional y la nueva redacción digital. Javier Visiers, director de Programación, avanzó hace unos días que Cope se va a embarcar en la producción de un podcast de ficción “muy ambicioso” que será el principio de una nueva línea de negocio que irá creciendo de acuerdo con los resultados obtenidos en términos de audiencia e ingresos. Pero esto es solo la punta de iceberg. Queda mucho por avanzar en la nueva cara digital que pretende ofrecer Cope.

-El segundo de ellos se refiere a la red de emisoras que ha sumado Cope en los últimos años, y que han hecho extender su cobertura mucho más allá de la que mantenía históricamente. El alquiler de las emisoras de Vocento, procedentes de la antigua Punto Radio, requiere, además del pago anual en torno a los dos millones y medio de euros, "una adecuación y dotación tecnológicas, que supone un desafío de modernización continuo”, según las fuentes consultadas.
La estrategia de la CEE de reinvertir sus dividendos en la compañía responde a que “No es su objetivo hacerse rica a cuenta de Cope, no es ésta su finalidad”

-Por fin, Cope no puede, ni quiere, olvidar el compromiso social adquirido con los trabajadores, que asumieron rebajarse sus salarios a costa de mantener sus puestos de trabajo. Ahora toca el turno de resarcirles con los beneficios obtenidos.

Todo esto es posible gracias a la actitud de la Conferencia Episcopal Española que, cuando hay beneficios, los reinvierte, y cuando hay pérdidas insostenibles acude en su socorro. La situación ahora es buena, y se percibe en la casa una “pátina de optimismo”, que no se sentía desde hacía muchos años. También han superado encontronazos, “en los momentos duros, todo el mundo se tensa, como es natural”; pero han logrado superarlos, todos juntos, “y esto ahora la gente lo reconoce. Hay buenas sensaciones”. Radio Popular S.A. no tiene créditos pendientes. Y su situación financiera es buena. “No tenemos deuda”.

Contrariamente a lo que pensaba, que podría deducirse de la naturaleza del principal propietario de la cadena, y de su ideario, Cope no destina recursos a acciones de RSC (Responsabilidad Social Corporativa), a diferencia de otras empresas menos comprometidas ideológicamente. Pero sí, en cambio, dedica “amplios” espacios de antena (en publicidad y contenidos de programas) a promover acciones de ONG’s, “que se podrían llegar a cuantificar”, de actores como Manos Unidas, Cáritas, “naturalmente, cuanto más coincidentes con el ideario de Cope, mejor”, la Asociación de Ayuda contra el Cáncer, y similares. Una práctica, la de ceder espacio de antena a estas organizaciones, que también practican la SER y Onda Cero. “Ahora estamos trabajando mucho todo el ámbito de la inmigración, en un momento en que en la sociedad hay un resquemor, un miedo hacia ellos, al que nosotros ofrecemos una alternativa, porque tenemos vocación de construir un discurso positivo, sin ocultar que hay problemas que hay que resolver”.

Carlos Herrera junto a Rafael Pérez del Puerto, CEO del Grupo Cope
¿Y a qué, o quién -quiénes- se debe este cambio de situación en Cope que ha permitido pasar de las pérdidas a los beneficios? Sin duda a la llegada del almeriense Carlos Herrera, y del equipo de deportes de la SER, liderado por Paco González. Los números han demostrado que, pese a los costes que suponen estas contrataciones, muy altos, los resultados, tanto de audiencia como de ingresos, son buenos, y han permitido volver a una situación en la que los números rojos han desaparecido. Pero sigue la amenaza en lontananza. Como afirmaba, hace unos meses, la Cope se ha hecho “herreradependiente y, aunque acaba de firmar la prórroga de su contrato, Herrera podría acogerse a una cláusula que le permitiría rescindir su relación laboral con la compañía en dos años, en lugar de los tres firmados.
La CEE, como cualquier otro accionista, estaría en su derecho de rentabilizar directamente su inversión en Cope, pero prefiere reforzar la compañía

Al final, el mercado es el que es, y la nómina de comunicadores eficaces es cada vez más limitada. La SER, últimamente, se mueve más en la dependencia televisiva a la hora de contratar; en lugar de promover la cantera, política que les ha funcionado siempre y ha dado muy buenos resultados, empezando por el propio Iñaki Gabilondo, y siguiendo por Carlos Llamas o Gemma Nierga. Cope haría bien en plantearse el peor de los escenarios posibles -el año 2020- y diseñar una estrategia proactiva, no reactiva. La situación, ahora, es muy buena, pero no garantiza el futuro, en la medida en que el futuro tiene, en el caso de Herrera, fecha de caducidad inminente (2021, el mejor de los casos, está a la vuelta de la esquina).

Recurriendo al siempre sabio refranero español, podría concluirse que “cada uno en su casa, y Dios en la de todos”. Conferencia Episcopal Española y Cope mantienen una relación laboral, como no podía ser de otra forma, de propietario y empresa/trabajadores, pero no existe afán de lucro por parte de la CEE, pese a que podría ejercerla, con todo su derecho, como cualquier otra sociedad anónima. La reinversión de sus dividendos permite acometer líneas de negocio diferentes, y complementarias, y responder a compromisos adquiridos con los trabajadores, cumpliendo así una promesa que en otros casos no ha obtenido la misma respuesta. Desconozco qué ocurrirá en el futuro, porque todo podría cambiar. Pero éste es el presente, y el histórico de la relación de la CEE con la Cope.

Tambien te puede interesar:

post más leído 9129933502663209637

Publicar un comentario

emo-but-icon

PODCAST ENTREVISTA A JOAN QUINTANILLA (JELO)

AVANCE: DAVID SIERRA (RNE) Y LA RADIO LOCAL

AVANCE: DAVID SIERRA (RNE) Y LA RADIO LOCAL
Clica y lee el avance

LA BBC CAMBIA DE ESTRATEGIA EN AUDIO DIGITAL

LA BBC CAMBIA DE ESTRATEGIA EN AUDIO DIGITAL
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN BD.BT (TVE INTERNACIONAL)

GORKA ZUMETA EN BD.BT (TVE INTERNACIONAL)
Clica y visualiza el video

FRANCISCO POLO: ¿DIGITALIZAR LA RADIO?

FRANCISCO POLO: ¿DIGITALIZAR LA RADIO?
Clica y amplía información

LA RADIO DE NUEVO EN LA UIMP, CON RNE

LA RADIO DE NUEVO EN LA UIMP, CON RNE
Clica y amplía información

LUIS DEL OLMO, PREMIO MANUEL A. VICEDO

LUIS DEL OLMO, PREMIO MANUEL A. VICEDO
Clica y amplía información

PREMIOS CONCHA GARCÍA CAMPOY DE RADIO

PREMIOS CONCHA GARCÍA CAMPOY DE RADIO
Clica y amplía información

YA PUEDES MONETIZAR TUS PODCAST CON IVOOX

YA PUEDES MONETIZAR TUS PODCAST CON IVOOX
Clica y amplía información

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN "CUADERNO DE PODCASTING"

GORKA ZUMETA EN "CUADERNO DE PODCASTING"
Clica y escucha el podcast

PODCAST ESIC: EL MIEDO A LOS PERIODISTAS

PODCAST ESIC: EL MIEDO A LOS PERIODISTAS
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

Gorka Zumeta a los estudiantes: “Tenéis que empezar a pensar en que el autoempleo es una buena salida profesional, y la radio es un buen camino”

13.02.2018. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue entrevistado en el programa “La Guerra de los Medios", que se emite en InfoRadio, la emisora universitaria de la Complutense de Madrid, que dirige Juanfran Moreno, y presenta Carlos García Sobrín, en el marco del Día Mundial de la Radio, dentro de una programación especial emitida el 13 de febrero de 2018. Para verla, solo tienes que clicar aquí. Si prefieres la versión en audio, clica aquí.

13 FEBRERO 2018: DÍA MUNDIAL DE LA RADIO

13 FEBRERO 2018: DÍA MUNDIAL DE LA RADIO
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"
Clica y amplía información

Gorka Zumeta: “El auténtico reto de la radio del siglo XXI es la renovación generacional de sus oyentes”

15.02.2018. Gorka Zumeta, editor de esta web, es entrevistado por Iván Oriola, para su podcast Una luz Roja, un espacio en la red dedicado a conocer en profundidad a los profesionales de la radio, por el que han pasado, entre otros, Carlos Honorato, Juan Herrera y Rafael Cerro.

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA

'ESPECIAL RADIO', EN 'HORA 25', CON G. ZUMETA
Clica y amplía información

Gorka Zumeta y Chelo Sánchez (UPSA) comparten tertulia sobre la radio en “Hora 25”

13.02.2018. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue uno de los expertos invitados en el programa “Hora 25”, de la Cadena SER, junto con la profesora de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), Chelo Sánchez Serrano. Ambos, junto con Àngels Barceló, la directora, fueron desgranando algunos de los puntos esenciales de la situación de la radio en la actualidad, y su futuro, en un día de Jornadas Abiertas de la SER a los oyentes, con ocasión del DÍA MUNDIAL DE LA RADIO. Escúchalo clicando aquí.

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"

CONFERENCIA "DECONSTRUYENDO LA RADIO"
Clica y visualiza los primeros 30 minutos

Gorka Zumeta: “Nadie sabe que existe la radio DAB, y mucho menos que se está emitiendo en Madrid y Barcelona”

El editor de esta web impartió una conferencia en la Casa de Cultura Tomasene, de San Sebastián (Guipúzcoa) a finales de 2017, en la que dio un repaso al pasado y al presente de la radio en España, y enfiló el futuro en algunas de sus claves. Puedes visualizar los primeros 30 minutos de conferencia clicando aquí.

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?
Clica y amplía información

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC

RADIO GARDEN: RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item