El cortejo de Cope a Herrera

El contrato del almeriense concluye en junio de 2018 

Cope se ha vuelto "herrerodependiente

En cinco años, la radio me pillará dedicándome a lo único que sé hacer pero con otro ritmo vital.” Son palabras textuales de Carlos Herrera, que me dedicó en una amable entrevista que tuve la oportunidad de hacerle allá por el año 2013. Han transcurrido, a fecha de hoy, casi cuatro años desde entonces. Pero en aquel momento estaba en Onda Cero, y ahora su compromiso es con la Cope. Las circunstancias han cambiado, aunque en el fondo continúa ocupándose de lo mismo: el prime time de una cadena de radio nacional.

Aquí está el testimonio gráfico de que Carlos es capaz de irse a la playa, y desconectar (bueno, no del todo, porque esto lo tuiteó)
Tres años más tarde, y en esta misma web, ya en Cope, Carlos me reiteraba su postura. Le preguntaba que Luis (del Olmo) se había retirado hacía poco tiempo (y lo hizo en RNE, su primera gran casa, donde nació “Protagonistas”), pero Iñaki (Gabilondo) continuaba trabajando (y lo sigue haciendo), a pesar de que ambos eran septuagenarios (Luis hoy ya ha pasado de década). Y Carlos, sincero como siempre, me contestaba: “Sí, pero yo soy de otra pasta que ellos, Gorka, quiero decir: yo soy capaz de irme a la playa”. Sin duda, toda una declaración de intenciones. A Carlos Herrera le gusta el micrófono, la radio ha sido su vida. Pero establece claras diferencias de actitud entre sus compañeros del triunvirato de los ‘grandes comunicadores’ de la radio española. Él sí es capaz de “desconectar”, y además le gusta hacerlo, ir a su aire. Desaparecer una mañana de “Herrera en Cope”, ceder los trastos a Paloma (Tortajada) y a Goyo (González) y darse un garbeo por Galicia, o por Navarra, disfrutar de la gastronomía lugareña, que le apasiona (y tuitea) y conversar con el paisanaje.
La “herrerodependencia” es pan para hoy y hambre para mañana. A la cigarra no le importa. Pero las hormigas temblarían nada más pensarlo

Por eso, su idea, a los 61 años, que están próximos, era ir recolocándose en el programa, ir desapareciendo poco a poco de algunos tramos, y acaparando más tiempo libre, y menos presión. Contrariamente a lo que muchos pueden deducir de su forma de ser, y de buenvivir, Herrera es más “canario que búho”. Le gusta madrugar y no le gusta tanto, aunque lo hace, trasnochar. No le supone tanto esfuerzo como puede parecer despegarse de las sábanas. ¡Vamos! Que no es un camastrón, como él mismo denomina a los perezosos en “Herrera en Cope”.

Pero no siempre sale lo que uno quiere”, reconocía algo contrariado en una entrevista a El Mundo, el pasado mes de abril. Esto añade tal vez prórroga en el tiempo, pero no un cambio de actitud profundo. Carlos Herrera quiere irlo dejando, pero sin desaparecer del todo. Seguir el camino de Pepe Domingo Castaño, pero con quince años menos. La evolución del tiempo, y los compromisos, han ido modificando el escenario. Pero con matices. Herrera comenzó afrontando seis horas de directo todos los días, y esta temporada ha sumado una más, de 12:00  a 13:00 horas, en lo que en su día califiqué en esta web de “fraude”, porque sus apariciones se reducían a su mínima expresión, las justas e imprescindibles para dar continuidad al programa. En realidad, esta fórmula no le desagrada a Carlos, porque ese tiempo de radio se sigue ofreciendo bajo la marca “Herrera en Cope” (la suya y la de la empresa en la que presta sus servicios) y el compromiso con la antena es mucho menor, y los emolumentos los mismos. Según El Español, Cope acordó con Herrera aumentar su tiempo en antena en verano pasado, ante el éxito del espacio. Y el almeriense aceptó.

Herrera en el estudio "Encarna Sánchez" de Cope, en una fotografía de Alberto Espada para la revista de la DGT
En esa misma entrevista de El Mundo, Herrera reconocía que todavía no había empezado la renegociación de su contrato con Cope, que concluye en el verano de 2018. Le queda, por tanto, firmada, otra temporada. Nada más. Y Cope quiere negociar cuanto antes, a ser posible el plazo más largo, porque, desgraciadamente para ella, se ha hecho “herreradependiente”. Las cifras logradas por Carlos Herrera son, ciertamente, espectaculares (ver recuadro). 

Pero este tiempo de bonanza tiene fecha de caducidad. La negociación, por la que el director de “Herrera en Cope” reconoce no tener prisa, porque “hay tiempo”, supone para la cadena radiofónica de los obispos un escollo que hay que despejar cuanto antes. De ahí la presión que están ejerciendo para lograr un acuerdo, que permita afrontar el futuro inmediato sin incertidumbres, ni propias de Cope, ni del mercado. Y ahí se sabe fuerte Carlos, se sabe necesario. Imprescindible no hay nadie, pero sí que la figura de Herrera se ha revelado como estratégicamente muy necesaria. ¿Quién tiene la sartén por el mango en esta negociación? Está claro, el desnivel es evidente. Y me temo, y no me arriesgo, que Carlos Herrera va a seguir, en el acuerdo, el mismo sendero marcado por Iñaki Gabilondo: negociar más tiempo que dinero. Porque, conforme avanza la vida, y los trompicones se agolpan, la salud se quiebra y el estrés se acumula, el tiempo libre se valora mucho más. Y eso que el donostiarra demuestra su dependencia exagerada del trabajo, pero también su agradecimiento porque, como le he oído decir en varias oportunidades: “todavía me siguen llamando”, y en eso Iñaki siempre ha sido muy cumplidor.


Publicidad de Cope con Herrera
El ‘milagro de los panes y los peces’ de Herrera

Desde que Carlos Herrera llegó a Cope, en septiembre de 2015, todo ha sido un camino de superaciones. La cadena radiofónica de los obispos mejoró en un 10,5 por ciento sus ingresos, sobre el 7,8 por ciento con que cerró el mercado ese año. Al año siguiente, y pese al mínimo crecimiento del sector, del 0,8 por ciento, la cadena aumentó sus ingresos en un 16 por ciento. No sólo las cifras eran buenas, magníficas; es que la presencia de Herrera devolvió a la emisora a beneficios, por primera vez en siete años.

En el comienzo de 2017, tal y como recoge El Español, Cope ha aumentado en dos millones sus ingresos, 8 por ciento más, y tres puntos por encima del mercado. En lo que se refiere a las audiencias, el almeriense logró un auténtico hito al casi duplicar los datos de la mañana de Cope en cuatro meses, hasta llegar a los dos millones de oyentes. Era la primera vez que el EGM, en una sola oleada, certificó un trasvase de oyentes tan contundente.

La llegada de Carlos Herrera a las mañanas de la cadena de los obispos ha disparado el llamado “efecto Herrera”, que se ha extendido, como un manto, por todo el resto de la parrilla. La suma de los buenos resultados de los deportes también ha reforzado la posición de Cope,  que aumentó su audiencia desde los 1,8 millones en verano de 2015 hasta los actuales 2,8 millones de oyentes registrados en abril. Con Herrera, los obispos han recuperado el segundo lugar de las audiencias y de la tarta publicitaria del sector. Pero siguen aspirando a la primera porción, la más suculenta.


La dependencia de Cope es peligrosa. Es cierto que el presente es halagüeño, y que, en el corto plazo de un año, o dos, Herrera va a seguir estando al frente de las mañanas de la cadena de los obispos. Pero, en el hipotético caso, muy complicado, de que Cope superara a la SER, objetivo permanente en el horizonte, ¿cuántas temporadas más sostendría Herrera el pabellón? ¿Finalmente, van a obligar a Carlos Herrera a prolongar su compromiso con Cope más allá de los 63-65 años, y obligarle a desdecirse de sus propias palabras, manifestadas en reiteradas ocasiones, desde el convencimiento personal? No podemos obviar un hecho, por otra parte, que considero deliberado, y es que la posición avanzada por el periodista almeriense, reiterada en cada entrevista, no deja de ser un ‘aviso a navegantes’, para indicarles que “él sí se sabe ir a la playa” y comerse sus paellas.  De hecho, el propio Herrera reconoció, al firmar con Cope, que se trataba de su último gran contrato. Nuevo aviso a quien quiera entenderlo.
¿Quién tiene la sartén por el mango en esta negociación? Está claro, el desnivel es evidente
Este 2017 nos ha regalado momentos inimaginables, como el regreso de José María García a la SER -invitado en este caso por Javier del Pino- y la visita de Iñaki Gabilondo a Cope -invitado por Carlos Herrera en el ‘Día Mundial de la Radio’-. ¡Menudas dos imágenes! Y eso que la carrera del donostiarra comenzó, precisamente, en Radio Popular de San Sebastián, y lo dejaron escapar. Sin embargo, los tiempos son otros, y en el mercado ya no están disponibles ni García ni Gabilondo, auténticos animales de radio, volcados en el periodismo y en su compromiso, personal y profesional, con su empresa. Cope no ha contratado a Gabilondo, incombustible misionero de la radio, sino a Herrera, sin duda otro animal de radio, pero, ante todo, ‘animal de la vida’, un avanzado alumno de filosofía hedonista, que trabaja para vivir, y rehúye expresamente el camino inverso.

Esa ‘herrerodependencia” de Cope la debilita a medio-largo plazo. Las apuestas en radio exigen continuidad, además de talento, claro. Haría bien la cadena de los obispos en trabajar el I+D, y en potenciar su cantera, que la tiene. Lo más fácil es contratar profesionales, a modo de mercenarios tirando de chequera; lo difícil es potenciar el talento propio y, con ello, motivar al personal de la empresa construyendo un auténtico equipo. La llegada de Herrera a las mañanas de Cope, muy esperada, desligó a Javi Nieves de la generalista, lo que considero un grave error de estrategia a medio-largo plazo. Nieves es uno de los valores seguros del Grupo Cope, pero que, como todos, requiere rodaje. El de Cadena 100 ya lo tiene hecho, demostrado y con matrícula de honor, igual que Mar Amate. Es tiempo de miradas a medio-largo plazo y de renovaciones. Y de apuestas. Que pueden salir mal, o bien. Pero quien no arriesga, no gana.


Carlos Herrera y su selfie con parte del equipo de "Herrera en Cope"
Cope vive un buen momento. “Tiempo de Juego” ha superado, oficialmente, a “Carrusel Deportivo”, siete años después de la llegada del equipo de deportes de la SER a Alfonso XI. No es mérito de Cope, con perdón. Es mérito de la chequera y de una bronca descomunal, e incomprensible para muchos, que terminó con Paco González en la calle. Igual que la presencia de Carlos Herrera. Estaba cómodo en Onda Cero, hasta que dejó de estarlo. Y se planteó el cambio de aires. Cope llevaba mucho tiempo esperando que maltrataran a Carlos en Atresmedia.

La “herrerodependencia” es pan para hoy y hambre para mañana. A la cigarra no le importa. Pero las hormigas temblarían nada más pensarlo. La Cope no puede depender de una única baraja, por muy bien que se juegue al mus con ella. Buenos órdagos hay pocos en la vida.

Tambien te puede interesar:

pepe domingo castaño 8959087167227290302

Publicar un comentario

emo-but-icon

PODCAST ECHANOVE EN 'LA VIDA PELIGROSA'

VERANO 2017: ¡ABIERTO POR VACACIONES!

VERANO 2017: ¡ABIERTO POR VACACIONES!
Clica y amplía información

JAUME SEGALÉS SE INCORPORA A EsRADIO

JAUME SEGALÉS SE INCORPORA A EsRADIO
Clica y amplía información

RADIO NACIONAL Y SUS VOCES DEL VERANO

RADIO NACIONAL Y SUS VOCES DEL VERANO
Clica y amplía información

LA SER Y SU 'LABORATORIO' DE VERANO

LA SER Y SU 'LABORATORIO' DE VERANO
Clica y amplía información

ONDA CERO: PARRILLA ESTABLE EN VERANO

ONDA CERO: PARRILLA ESTABLE EN VERANO
Clica y amplía información

LUIS LARRODERA, LA CARA DEL'COPEVERANO'

LUIS LARRODERA, LA CARA DEL'COPEVERANO'
Clica y amplía información

TWITTER AUTOR

AGRADECIMIENTO DEL EDITOR (¡Y UN REGALO!)

AGRADECIMIENTO DEL EDITOR (¡Y UN REGALO!)
Clica y lee la reflexión de Gorka Zumeta

Mis vértigos y mis miedos

Un simple gracias a veces no es tan simple

Alcanzar las 2.000.000 de páginas vistas para un blog que nació humilde, modesto, en 2011 y que mejoró su aspecto en 2013, pasando a ser web, es un auténtico triunfo. Han sido varios años de trabajo continuado, pero feliz, porque la radio ha sido parte de la razón de mi existencia. Continúa leyendo.

GORKA ZUMETA EN SPAINSKILLS 2017

27.02.2017. Gorka Zumeta coordinó y presentó los actos de una nueva edición de las SpainSkills 2017, organizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y desarrolladas en Ifema, en las que más de 300 estudiantes de FP de toda España compitieron por la excelencia.

GORKA ZUMETA EN INTERSICOP 2017

19.02.2017. Gorka Zumeta coordinó la comunicación y presentó los eventos de las actividades desarrolladas por la CEEAP (Confederación Española de Empresarios Artesanos Pasteleros), en el marco de la Feria Intersicop, celebrada en Ifema (Madrid), del 19 al 21 del pasado mes de febrero.

GORKA ZUMETA EN RNE, CON MENÉNDEZ

GORKA ZUMETA EN RNE, CON MENÉNDEZ
Clica y escucha la entrevista

13.02.2017. Gorka Zumeta fue uno de los invitados de Alfredo Menéndez, en “La Mañanas de RNE”, el pasado 13 de febrero, Día Mundial de la Radio. El editor de esta web participó junto con los corresponsales de RNE en Londres, París y Berlín en un espacio dedicado a la radio que se hace en estas capitales europeas, a las que intentó añadir el retrato de la radio española.

GORKA ZUMETA EN SPAINMEDIA RADIO

GORKA ZUMETA EN SPAINMEDIA RADIO
Clica y amplía información

El editor de esta web entrevistado en un podcast

“Confío en que los podcast, a futuro, sumen nuevos oyentes a la radio”

17.01.2017. Gorka Zumeta ha sido el invitado del programa “Forbes Daily”, de Spainmedia Radio, dirigido y presentado por Sergio F. Núñez, para hablar del ‘Universo Podcast’.

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?

LA RADIO EN 2020 ¿FUTUROLOGÍA?
Clica y amplía información

LAS RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC

LAS RADIOS DEL MUNDO A UN CLIC
Viaja por el mundo y elige tu radio
item