El Ondas que necesitaba Radio Clásica

El periodista, escritor y melómano Martín Llade recibió un Ondas por “Sinfonía de la mañana” 

La nueva generación de comunicadores que debe actualizar Radio Clásica  


En 1988, un jovencito de doce años, llamado Martín, estudiaba séptimo de EGB en San Sebastián. Algunos le veían como un niño especial, porque mientras que la mayoría de los compañeros de su edad disfrutaban con el “Don’t Worry Be Happy” de Bobby Mc Ferry  o el ‘She Wants To Dance With Me’ de Rick Astley, él dedicaba su tiempo a un coro infantil conocido en Donostia como el Coro “Easotxiki”. Con el tiempo, y los años, hasta los dieciocho, aquel niño, ya adolescente, siguió escuchando óperas y sinfonías cuando sus amigos no sabían casi qué era eso de la música clásica.


Eva Sandoval (derecha) con la compositora Hilda Paredes
Cuando cumplió los dieciocho, aquel niño especial decidió emprender futuro como periodista. Y se fue a Bilbao, a Leioa, a estudiar Ciencias de la Información en la Universidad del País Vasco. Y combinó los libros y el trabajo, y descubrió Euskal Telebista y Punto Radio. Fue abducido rápidamente por la fuerza evocadora increíble de la radio y en 2006, ya en Madrid, desgajado de su bella Donosti, a la que ama profundamente, entró a trabajar en la Casa de la Radio, en Prado del Rey, en la emisora que emitía la música que desde pequeño le cautivó: Radio Clásica.

Y con apenas treinta años, Martín Llade, empezó a deslumbrar con esa su cuádruple condición de periodista, melómano, escritor y cantante, y a descubrir -o a redescubrir- las anécdotas, tristes, emotivas o divertidas, que rodeaban las biografías de los grandes músicos de la historia del arte más abstracto de todos cuantos existen.

Y en este 2016, el jurado de los Premios Ondas, le reconoció con un caballo alado, por su labor al frente de “Sinfonía de la mañana”, un programa matinal, que se emite de lunes a viernes, de 8:00 a 9:00 horas, muy temprano, y que compite con la información en las cadenas de radio hablada o con su compañero y amigo, también Premio Ondas, Ángel Carmona, en Radio 3. La esencia de este programa está en los relatos que escribe Martín, en los que cuenta la historia menos conocida de los grandes compositores. Relatos que acompaña luego de su música.

Radio Clásica, un privilegio para los españoles
Y cuando acudió a Barcelona a recoger el Ondas, que todavía no se explica, este vasco recio y voluminoso, se atrevió, exultante, a entonar un fragmento de la zarzuela “La Rosa del Azafrán”, y se despidió al grito de “¡Viva Mozart, Aupa Donosti, Viva la zarzuela!”. Éste es Martín Llade, un padre de familia de dos niños pequeños, a los que estoy seguro de que les intenta transmitir su amor por la música de siempre, un tipo enamorado profundamente de la radio, ávido lector y hábil escritor, que ha publicado dos libros de ficción: “Oboe” y “La orgía eterna”.

Este Ondas le ha venido muy bien a Martín Llade y, por extensión, y sobre todo, a Radio Clásica. No creo que sea una casualidad el espectacular ascenso de la audiencia que ha vivido esta emisora de RNE, que ha llegado a 200.000 oyentes en la tercera ola del EGM. El Ondas tiene que ver. El palmarés se hizo público a finales de octubre. Y en él figuraba un tipo extraño, de aspecto muy moderno, que provenía de una emisora ¿olvidada? Pero también tiene que ver el trabajo que se está desarrollando en la Casa de la Radio, en Prado del Rey.

Su manera de hacer radio es más propia de Radio 3, que de Radio Clásica. De hecho ‘choca’ encontrarse en Radio Clásica con un tipo como él, porque desentona (nunca mejor dicho tratándose de música). Pero le ha venido tan bien a la más tradicional de las emisoras de RNE que hasta podría decirse que la llegada de Llade a la Casa de la Radio, y de sus compañeros de generación, le ha venido estupendamente a Radio Clásica, para quitarle las telarañas. Ha sido providencial.

El director de RNE, Alfonso Nasarre y el director de Radio Clásica, Carlos Sandúa
La música clásica es, como su propio nombre indica, ‘clásica’, no pasa de moda. Pero en absoluto hay que identificarla con elitista y, mucho menos -y éste es el gran error de la educación en música en Primaria- con aburrida. Si se transmite esta sensación, es el mayor fracaso de quien intenta divulgarla. Y durante años Radio Clásica -antiguamente Radio 2- no resultaba atractiva más que para los melómanos, que poseen un grado más de pasión, superior a la de los simples aficionados. Sin embargo, esta emisora debería ser una opción absolutamente natural en la elección de los oyentes, combinada con otras ofertas, de otros estilos. Una demanda diversificada, provocada por los gustos del escuchante y su necesidad anímica de recibir sus correspondientes dosis de música en vena, de los más diferentes estilos. No parece, sin embargo, que Radio Clásica sea una opción mayoritaria, sino más bien inmensamente minoritaria.

Pero la radio pública debería intentar no cerrarse a la élite melómana y, por el contrario, abrirse a la afición generalizada por la música clásica más popular, conocida y reconocida. El intento, hace años, de Sinfo Radio -emisora del grupo Prisa Radio- de ofrecer un producto musical, clásico, basado en los “éxitos de los últimos 500 años”, no cuajó, pero creo que actuó como revulsivo de lo que hay que hacer con la música clásica: tratarla a veces con el mismo manto con el que presentamos el menú de la música pop, distribuida en listas de éxitos. ¿Por qué no? Todo ello bien envuelto, en un papel de regalo hecho a mano, con pulcritud y un diseño actualizado con los tiempos, lejos desde luego de lo chabacano. Pero respondiendo a un objetivo didáctico, al que no puede  -ni debe- renunciar la radio pública.
Radio Clásica es un baluarte de la cultura musical
de los españoles al que no debemos renunciar

En este sentido, Radio Clásica debería salir más a la calle, como lo hizo en sus mejores tiempos -y éste debería ser uno de sus legados- el genial Fernando Argenta, del que ahora se cumplen tres años de su desaparición, desde “Clásicos Populares”, lo que demuestra que, cuando hay pasión de por medio, y se sabe canalizar bien, el éxito viene detrás. ¿Argenta era un erudito? ¡Por supuesto que sí! Pero, ¿actuaba como un erudito? ¡Por supuesto que no, y éste fue su gran acierto: acomodarse al nivel de su público, instruirle sin que se supiera instruido. Ya sé que este programa, en el que no puedo olvidar la media naranja, Araceli González Campa, se emitía a través de la antigua Radio 1, hoy RNE. Pero su ejemplo sigue siendo válido hoy. Más que nunca.

Argenta utilizó la televisión y “El Conciertazo”, para seguir educando el oído de los más pequeños. También el maestro Enrique García Asensio, desde el programa, factoría de TVE, “El Mundo de la Música”. Un esfuerzo que caló en las generaciones de los hoy cincuentones y cuarentones… Pero las generaciones siguientes se han quedado huérfanas de este apoyo didáctico y educativo, tan imprescindible, tan necesario para el desarrollo de la sensibilidad ante la música clásica. Y mientras tanto, el sistema educativo español, en primaria, se empeña en hacer tocar la flauta a los niños (¿para qué?), y hurtarles la transmisión de la pasión por escuchar música, mediatizada por unos libros de texto que alejan del todo el fomento de la afición, frente a la extensión de la obligación. ¡Qué falta hace que los profesores de música no sólo le echen oficio a su labor, sino también pasión contagiosa!

Martín Llade, con su audiolibro, en el estudio de Radio 3, donde fue entrevistado por Ángel Carmona, otro Premio Ondas, como él, en "Hoy empieza todo"
Radio Clásica necesita a José Luis Pérez de Arteaga, por citar a uno de sus nombres más consagrados y prestigiosos, pero también necesita a Martín Llade, o a Eva Sandoval (34 años)o a Fernando Blázquez (32), como necesitaba a Mikaela Vergara, que empezó en “Los Clásicos”, junto a mi venerado Carlos Santos, en RNE, antes de emigrar luego a Radio Clásica, al ser nombrada directora gerente de la Orquesta y Coro de Rtve. Por eso tuvo que pasarle los trastos a Yolanda Criado, otro de los jóvenes valores de la emisora, antes de bajar definitivamente la persiana del programa. Pero también necesita a Jon Bandrés (48), a medio camino generacionalmente entre los más jóvenes y los más veteranos. A Radio Clásica le hacía falta un lavado de cara, una actualización de sus objetivos, una puesta al día. Y ya ha empezado.

Hay un evidente esfuerzo, palpable, el que ha hecho en redes sociales, en Facebook y en Twitter, donde concentra el 25 por ciento de su audiencia (50.000 seguidores), un pequeño gran éxito. La proyección que alcanza en estos escenarios virtuales Radio Clásica es algo que tiene que ganarse con esfuerzo y dedicación. Pero Radio Clásica tiene que seguir actualizándose, como una App. Y no debería descuidar al público infantil, porque la radio tiene -algunos creen que la ha perdido- una evidente e irrenunciable dimensión educativa, como la tuvo, insisto, “Clásicos Populares”. Deberían salir de los estudios y hacer programas desde colegios, en los que la música y la radio fueran los protagonistas. Matarían dos pájaros de un tiro, como dice el dicho popular: instruirían en música y extenderían la afición por la radio, esa ‘gran desconocida’ entre los niños y los jóvenes.

José Luis Pérez de Arteaga, un clásico en Radio
 Clásica, el Concierto de Año Nueva en Viena no
sonaría igual sin su voz
No defiendo trasladar el modelo de la extinta Sinfo Radio a Radio Clásica, no tendría sentido. Pero sí recoger parte de su espíritu, aquel que se refiere a la difusión de la música entre los niveles más populares, además de a los melómanos empedernidos, fieles seguidores de la emisora. Los podcast, ya disponibles, también en Radio Clásica, permiten escuchar por ejemplo los relatos de Martín Llade, en su “Sinfonía de la mañana”, aunque han publicado un audiolibro recopilatorio de sus mejores historias, para los oyentes que prefieren tener su música preferida en un CD, una rara avis dentro de cuatro días. Como digo, los podcast constituyen también un soporte de una extraordinaria validez para extender la labor, encomiable, de Radio Clásica. Pero todavía le queda recorrido por delante.

Martín Llade ha recibido un Premio Ondas por su labor. El galardón le ha conferido una evidente notoriedad, a él, a su programa y, cómo no, a Radio Clásica, la emisora pública que le acoge cada mañana de 8 a 9 horas. Ojalá fuéramos un país como Alemania, o Austria, en los que un improvisado cuarteto de cuerda interpretando a Beethoven en una plaza cualquiera atrae tanta gente como aquí un buen espectáculo callejero. Ojalá nos gustara un poquito menos el fútbol y un poquito más la música clásica; aunque un amigo mío, forofo de ambas disciplinas, no se cansa de defender su compatibilidad. Por eso le decimos que es ‘un raro’.

Martín Llade (de pie) encabeza con el Ondas la nueva generación de comunicadores de Radio Clásica. En la foto, de 2013, junto a Diego Requena, ya fuera de la emisora desde hace unos meses 
Este país necesita un Fernando Argenta, tal vez Llade podría recoger su testigo; conocimientos, habilidades y pasión no le faltan, pero habría que arroparle y encauzar su labor, no sólo cultural, sino también social. Radio Clásica tiene los mimbres necesarios como para avanzar, siendo coherente con su naturaleza, pero haciéndola evolucionar, y enriquecer la sensibilidad de las futuras generaciones de españoles interesándola más por la música clásica. Muchos de quienes amamos la radio profundamente, somos unos grandes deudores de la soberbia labor desarrollada por Fernando Argenta en RNE. ¡Viva Mozart, Aupa Donosti, Viva la zarzuela! Lo suscribo, punto por punto. Y ¡Viva Radio Clásica!

Tambien te puede interesar:

Yolanda Criado 8524940437461549694

Publicar un comentario

  1. Discrepo diametralmente. Radio clásica no debe ser nunca Clásicos Populares. Lo que habría que hacer es programar más Clásicos Populares en todas las radios generalistas, públicas nacionales y autonómicas y privadas. Pero Radio C. no es una radio generalista ni desde luego infantil; es, o era, el "santuario" donde encontrar música del mejor presentada y a veces hasta explicada al mejor nivel.
    La industria pop se nutre de la estupidez: productos fáciles de producir y de consumir hasta por el individuo más limitado del grupo al que va destinado, por eso nunca debe ser exigente hacia el consumidor; es la Coca Cola de la música, no el Vega Sicilia, ¿entiende? A la música clásica la define mejor un segundo nombre que le dan en el mundo anglosajón, "Art Music", Música de arte, artística, y el arte es lo más opuesto al pop que pueda haber. Así que no, no hay que vulgarizar la música clásica para divulgarla. ¿Qué hay que buscar fórmulas mejores de divulgación? De acuerdo, pero nunca vulgarizarla.
    El "pueblo" también tiene que hacer su parte del esfuerzo. Repito, esto no es pop, para apreciar un quinteto de Schumann, o una fuga de Bach, o la "Novena", hay que oírlas varias veces, y con atención, oyendo todas las melodías, ritmos, acordes, las ideas musicales, por separado en la cabeza, para entender cómo se relacionan y qué sentido tiene la pieza. ¿Conoce esa serie documental que se llama Desmontando la ciudad? Pues lo mismo: desmontar la música en nuestra cabeza para volver a montarla, ahora sí, entendiéndola. No es nada nuevo en realidad, es lo que todos de niños hemos hecho cuando destripábamos nuestros juguetes y los volvíamos a montar, y a partir de entonces sabíamos cómo funcionaban. Esa "deconstrucción/reconstrucción" es lo que permite apreciar la música, y para eso, hay que esforzar la oreja y sobre todo la mente. Impensable para el oyente de pop. No, los métodos de difusión del pop NUNCA deben ser los del arte.
    No se trata de cerrarse en la "élite" melómana (trabajo vendiendo pisos, por cierto, y no tengo ningún estudio musical seerio, sólo leccioncillas y manuales bajados de Internet y ratos libres en mi guitarra española. Ya ve cuánto formo parte de una "élite", eh?), el arte siempre ha estado abierto a todos, son esos todos los que tienen que dar el pasito para subir un escalón en su nivel musical, no los que ya hemos aprendido a escuchar los que tenemos que volver a descender. No se trata de empeorarnos sino de mejorarlos a ellos. Platón no volvía a la caverna para quedarse en ella sino para sacar a la gente de allí. ¿Una Radio Clásica "popificada"? No, gracias.

    Y lo malo es que parte de esta nueva generación de trabajadores de Radio C parece que sí quiere esa vulgarización y está "idiotizando" la emisora. ¡Pero si hay gente que no sabe ni hablar! Una presentadora dijo hace unas semanas "Johann 'guolgan' 'ban' 'goete'", literal; y estoy harto de oír cosas como "el treinta festival..." (en la tele, donde para trabajar parece que hay que haber ganado un concurso de paletos, pues pase, pero en Radio C?). Otro, hace unos meses va y suelta, con un par, "Preludio en C". Entiendo que no todos los profesionales de Radio C tienen por qué tener formación musical superior, pero los locutores sí, al menos la elemental, saber que C en español es Do, exactamente igual que a un periodista científico o económico se lesexige una formación científica o económica básica, y obviamente una cultura general presentable, saber que la lengua alemana no es la inglesa, leches! y que tienen que consultar a otros compañeros o al departamento oportuno cómo se pronuncian las cosas de una manera pasable y no parecer un analfabeto sacado de una pandilla urbana.

    Pero el ínfimo nivel cultural de algunos presentadores no es lo peor. Lo peor es el bajón de calidad de la programación. Se podrán tener querencias por tales autores, estilos, épocas... Bien, (Sigo en otro comentario)

    ResponderEliminar
  2. ... Bien, pero esto es Radio Clásica, no Radiolé ni los 40 principales ni Radio 3. No se puede programar música pop orquestada, bandas sonoras o música New Age como si fuese música artística. Qué va a ser lo próximo, Las Grecas o John Cobra adaptados para cuarteto de cuerda porque así se gana audiencia?

    El mencionado Jon Bandrés la mitad de las veces programa, citando a cierto conocido del conservatorio, "música maricona", con perdón, esto es, música "moñas", casi siempre de cantantes franceses o de musicales y películas americanas; otra vez puso unas cosas infumables de un tipo que es productor de Amancio Prada y otra gente "viejuna" y casposa similar; otra vez a un tipo hablando en francés (hablando, hablando, ni un segundo de música. Parecía un recital de poesía, o quizá un monólogo literario) durante toda la hora que dura el programa y se fue al bar o a echar la siesta, o yo qué sé. Los domingos por la tarde hay un programa presentado a dúo de cuyo nombre no quiero acordarme en el que la mujer pone música de verdad y el tío la mitad de las veces pone gilip***eces con pretensiones que no se oyen ni en las radios pretenciosopoperas... Y podría seguir mencionando ejemplos que por desgracia no son en absoluto lo raro en RC.

    Claro que está bien que haya sangre nueva, es necesario para evitar el anquilosamiento, pero juventud y estupidez nunca han sido sinónimos, no sé por qué ahora damos por hecho que sí. Hay gente joven y de mediana edad que está haciendo un estupendo trabajo, la mencionada Eva Sandoval me parece estupenda, por supuesto, el magnífico Arturo Reverter, que nos enseña a escuchar el canto, a saber por qué se dice que tal interpretación es buena y tal otra no lo es tanto, a poder ser críticos, eso que hace tanta falta en la vida, la capacidad de discriminación, de distinguir con conocimiento lo que tiene sustancia y lo que sólo la aparenta. Mención también para el magnífico Música y significado, del profesor de conservatorio Luis Ángel de Benito. Y qué decir de la trágica pérdida de P. de Arteaga, erudición, simpatía y amabilidad todo en uno.
    Sí, señores, ESO es la buena radio musical, la que no se limita a poner una "canción tras otra", sino la que nos enseña casi sin que nos demos cuenta, a ENTENDER la música, unos de forma más por encima, otros más en profundidad, pero todos los buenos programas de RC nos enseñan algo, después de oírlos sabemos más. Para oír audios uno tras otro está Internet, Spotify, etc.

    La gracia de RC era que era una emisora de música hecha por músicos (los musicólogos y los profesores de música también son músicos) y sin injerencias del "mercado", por ello tenía un nivel calidad seguramente inigualado por ninguna otra emisora del país; y lo verdaderamente grave es esa estupidización de la programación, ergo la adopción de una audiencia musicalmente estúpida. No vale todo para ganar audiencia. La música artística no busca triunfar en ventas, aquí cuenta la calidad, no la cantidad, por algo es artística. No hay derecho a estropearla, y con esta nueva generación de presentadores ignorantes y sin inteligencia musical (si hacemos caso a la teoría esa sobre los distintos tipos de inteligencia), que sólo necesitan que suene un violín para que piensen: "ah, mira, música 'clásica'" porque no tienen capacidad de discriminación artística, porque en realidad no han entendido nada, se están cargando una emisora que era una de esas pocas cosas en las que España podía dar lecciones a los países más avanzados del mundo. Haría falta una buena purga para eliminar los elementos vulgarizantes y recuperar un papel verdaderamente divulgador.

    Me importa un bledo que mi vecino dominicano, que escucha reguetón no vaya a poner nunca Radio Clásica porque es "demasiado elitista". Si para que mi vecino la escuche hay que programas cada vez música más banal, que le den mucho a la audiencia. Lo siento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No interesa a nadie que uno vaya en metro o su niño desayune rápidamente. Sí interesa que se escuche mucha música buena. De la que no cambias de emisora.

    ResponderEliminar

emo-but-icon

PODCAST PARA RETHING: EL MÁRKETING Y LA VOZ

ENTREVISTA A DANIEL GALINDO ('LA SALA', RNE)

ENTREVISTA A DANIEL GALINDO ('LA SALA', RNE)
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA PRESENTA LA #JORNADACAI

GORKA ZUMETA PRESENTA LA #JORNADACAI
Clica y amplía la información

#DÍAMUNDIALDELARADIO'20: POR LA DIVERSIDAD

#DÍAMUNDIALDELARADIO'20: POR LA DIVERSIDAD
Clica y amplía información

MI PODCAST PARA ESIC: EL MARKETING Y LA VOZ

MI PODCAST PARA ESIC: EL MARKETING Y LA VOZ
Clica y amplía información

30-E: NUEVA FICCIÓN SONORA DE RNE

30-E: NUEVA FICCIÓN SONORA DE RNE
Clica y amplía información

RADIO NACIONAL NOS TRASLADA A LA ANTÁRTIDA

RADIO NACIONAL NOS TRASLADA A LA ANTÁRTIDA
Clica y comprueba si se han cumplido

"ENTIENDE TU MENTE", SOLO EN SPOTIFY

"ENTIENDE TU MENTE", SOLO EN SPOTIFY
Clica y amplía información

ADIÓS A 'PAÍSES EN CONFLICTO' DE RADIO 5

ADIÓS A 'PAÍSES EN CONFLICTO' DE RADIO 5
Clica y amplía información

'LA TRANSFORMACIÓN DE LA RADIO' EN VIDEO

'LA TRANSFORMACIÓN DE LA RADIO' EN VIDEO
Clica y visualiza el acto de presentación

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN LOS PODCAST DAYS 2019

GORKA ZUMETA EN LOS PODCAST DAYS 2019
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA
Clica y amplía información

Gorka Zumeta: “Me alegra que una institución de la categoría de la Universidad de Salamanca se preocupe por el presente y futuro de la radio”

11.07.2019. Hacía falta. Hace falta. Y hará falta. Es necesario arbitrar un espacio para reflexionar en torno al futuro de la comunicación, y del periodismo (¡y de la radio! ¡Gracias por acordarse de este medio tan cálido y cercano!) -sin prisas- y compartir los argumentos, las preocupaciones, las dudas, las esperanzas también, con aquellos que se sienten atraídos por este mundo, bien en su condición de actores principales o, simplemente, como consumidores de contenidos. Continúa leyendo este post del editor.

GORKA ZUMETA EN 'OBJETIVO EMPLEO' (M21)

GORKA ZUMETA EN 'OBJETIVO EMPLEO' (M21)
Clica y escucha el reportaje

Gorka Zumeta: “El podcast ha venido para que la radio se espabile”

19.03.2019. M21 Radio. El editor de esta web fue entrevistado por la periodista Cristina Sanz, para un reportaje sobre las nuevas posibilidades de empleo que ofrece la radio. Zumeta participó así en el programa “Objetivo Empleo” de la emisora municipal, donde afirmó: "Si hay una buena idea, y eres capaz de trasladarla al universo sonoro tal y como la tienes en la cabeza, puede que tengas el primer gran peldaño para vivir de esta nueva manera de comunicar".

Escucha la entrevista completa clicando aquí.

GORKA ZUMETA EN LAS SPAINSKILLS 2019

GORKA ZUMETA EN LAS SPAINSKILLS 2019

Gorka Zumeta, maestro de ceremonias de las Spainkills de la Formación Profesional

30.03.2019. El editor de esta web copresentó, junto con la también periodista Gema Rodríguez Betrián, la ceremonia de clausura de las Olimpíadas de la Formación Profesional -SpainSkills- 2019 en Ifema. En la imagen, con Carlos Carmona, medallista de oro en las EuroSkills’19 de Budapest (Hungría), en la modalidad de "Servicios de Restaurante y Bar”.

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'
Clica y escucha el podcast

Gorka Zumeta: “El 5G en su fase inicial no contempla el desarrollo de la radio, ni de la TV. Pero sí de los videojuegos”

06.05.2019. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue el invitado del programa “Todo irá bien”, un podcast producido por “La Fábrica de Radio”, una iniciativa de Paco Cremades, un estudio móvil con el que va recorriendo España. “El 5G para la radio es como de repente ponerla a circular por una autopista de diez carriles, de los que solo va a utilizar tres”. Clica y escucha la conversación.

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA
Zumeta junto a Goyo González y Paco González

Gorka Zumeta presentó la Gala de entrega de premios de la primera edición del Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar

30.05.2019. El editor de esta web presentó la ceremonia de entrega de galardones del I Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar, convocado por CECE, que tuvo lugar en el salón Bernardo Herráez, de la Cadena Cope. Este premio distingue, gracias al patrocinio de ASPA, con un premio valorado en 6.000€ en material de radio al colegio ganador. Más información aquí.

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE
Fue el pasado 15 de octubre

El Máster de RNE cumple 30 años

“Solo se puede convivir con la servidumbre de la radio, si cuentas con vocación”

15.10.2018. Tras la inauguración por parte de las autoridades de RTVE, RNE y la Universidad Complutense, Gorka Zumeta ha tenido el honor de pronunciar la Lección inaugural del Máster de RNE, para la que ha elegido como título: “La radio española. La subsistencia del modelo: el reinado de la FM frente al aspirante digital”. 27 nuevos alumnos se formarán durante un año académico en la Casa de la Radio.

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018
Clica y visualiza el video con la charla

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"
Clica y escucha la entrevista

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item