Ondas'19: fiesta, mitomanía, autobombo y escasa enjundia

La edición 66 de los Premios Ondas reunió en Barcelona lo más granado de la radio 

La Gala se convirtió en un merecido homenaje a los equipos en la radio  

  • La nota dominante en los agradecimientos fue el autobombo, en detrimento de las reflexiones sobre el periodismo o el medio 
  • Los numerosos fallos técnicos no lograron ensombrecer la fotografía que resume el mejor homenaje a la radio, con del Olmo, Gabilondo, Alsina, Herrera y Bueno
  • El descontrol del tiempo del agradecimiento, reducido a un minuto, se disparó entre los profesionales de la radio, acostumbrados a gestionarlo eficazmente
  • La figura emergente de Carlos Alsina, en las mañanas de Onda Cero, ya ha ganado la batalla de la influencia. Le queda la de la audiencia

Cuando salieron a escena Luis del Olmo e Iñaki Gabilondo, a entregar los Ondas, el exdirector del “Hoy por Hoy” prometió: “los veteranos vamos a ser especialmente breves”. Y añadió, a modo de justificación: “ya hemos hablado bastante en la vida, demasiado”. Y un octogenario del Olmo, a continuación, con sorna y rostro imperturbable, completó: “vamos a demostrar, si te parece Iñaki, a estos jóvenes que están a punto de salir a escena lo que es el ritmo en la radio”. Y a continuación le entregaron el Ondas al tipo que se pasó más pueblos en su intervención: Carlos Alsina: ¡4’37 minutos! Nuevo récord. Resulta paradójico que los profesionales de la radio, que son quienes más deben controlar el paso del tiempo y su gestión, fueran quienes más lo violentaron. “Es que habéis sido todos tan breves en vuestros agradecimientos -trató de justificarse Alsina- que la gala se nos está quedando corta, y han pedido a la gente de la radio que nos extendamos un poco más”. Ya había amenazado el madrileño a la entrada, en la alfombra roja, con que un minuto podía convertirse “tal vez en dos, tres… o cuatro”, y cumplió su vaticinio.

Dos grandes referentes: Luis del Olmo e Iñaki Gabilondo prometieron brevedad y ritmo en la entrega de los premios de radio: no sabían lo que les esperaba (Captura video Cadenaser.com)
Lo peor no fue el deliberado descontrol del tiempo de Alsina, sino que el resto -empezando por Pepa Bueno (3’37 minutos)- enarboló ante la presión cronológica del mimo, la misma bandera de la impuntualidad del director del “Más de uno” de Onda Cero. Y aquel bloque de los Premios Ondas, se convirtió, por arte de birlibirloque, en el más indisciplinado de la noche. Y esto con Del Olmo y Gabilondo en el atril de entregadores, con la vergonzante promesa, explícita, de reivindicar el ritmo de la radio en la ceremonia. ¡Un despropósito!
La ceremonia presentó fallos inexplicables de realización, como empezar sin sonido, despistes de escaleta, o videos que no entraban. Hasta el propio Ortega tuvo que hacer esfuerzos por resetearse varias veces

Vaya por delante que una ceremonia de entrega de premios es, por definición, un tostón. Y que la labor de cualquier director de la gala es dotarla de ritmo, muy a pesar de los premiados, que se empeñan en trastocar y traicionar sus planes y escaleta. De ahí la introducción del personaje del mimo que, equipado con un iPad, iba recordando (presionando) a los premiados sus tiempos. Está claro que le entró una úlcera de campeonato con los profesionales de la radio, menos con Buenafuente y Berto, cuyo gag era, precisamente, pasarse de tiempo, después de recibir ¡el Ondas blanco a la brevedad! Dudo de la oportunidad de introducir el rol del mimo-reloj, porque inevitablemente robó protagonismo a los premiados, y hasta les desconcentró en algunos momentos, lo que introdujo ruido en la gala. El método ‘59 segundos’ podría ser una solución más eficaz, aunque entiendo que menos divertida. Da igual que esté todo planificado al milímetro, si luego todos hacen caso omiso del guion y sacan sus batallitas a pasear, como María Teresa Campos y su recuerdo interminable de Camilo Sesto. No fue extraño el corte que le metió Tony Aguilar. Y la mirada asesina que le dedicó la Campos (ver foto).

Continuando con la ceremonia, presentó fallos inexplicables en las experimentadas retransmisiones de los Ondas, como empezar sin sonido -no se escuchó el saludo inicial de Juan Carlos Ortega- o micrófonos abiertos o cerrados a destiempo. Sin olvidar momentos en los que todo el mundo estaba más perdido que un pulpo en un garaje, y nadie sabía cómo actuar y qué era lo siguiente. Hasta el propio Ortega tuvo que hacer esfuerzos por resetearse a veces. Sobre todo cuando uno de sus videogags -la primera entrevista por teléfono en la historia de la radio- no conseguía entrar desde el principio, pidió la repetición, no lo consiguió y optó por suprimirlo. Anunció la siguiente pareja de entregadores, pero rápidamente rectificó (el pinganillo…) y dio paso a la actuación de Vanesa Martín. Un desatino.

La estructura de esta edición repartió la entrega de los premios de radio en diferentes momentos, y así, aunque Iñaki y Luis entregaron el grueso de los caballos alados de radio, lo cierto es que RockFM fue la primera que lo recogió, en los comienzos de la gala, por un podcast de radio titulado: “Woodstock. 50 años del festival que cambió el mundo”, y Buenafuente y Berto la cerraron. A mí particularmente, me desconcentró esta dispersión, aunque debo reconocer que mi interés por la gala se reducía a los premios de radio. Como digo, fallos inexplicables en las retransmisiones -siempre impecables, hasta ahora- de los Ondas.

Tony Aguilar y María Teresa Campos fueron otra de las parejas de entregadores de esta edición de los Ondas. Aguilar tuvo que retomar el guion interrumpiendo a una despistada Campos (Captura video Ondas'19)
Pero todo se olvidó cuando Juan Carlos Ortega pidió LA FOTO, que no es otra que la de todos los grandes nombres de la radio, primeros violines, de ayer y de hoy. Iñaki Gabilondo y Luis del Olmo ya se sitúan, por derecho y trayectoria, en el parnaso de la radio española. Incontestables. Les sigue el hijo pródigo, Carlos Herrera, tercera punta del triunvirato radiofónico español, y dos comunicadores que, con trayectorias muy diferentes, antagónicas incluso, han ocupado los tronos de los maestros, sucediéndoles. Alsina es un enfermo de la radio, obsesionado por la calidad del producto, jefe exigente pero comprensivo, más radiofonista que periodista, sin ninguna duda. Y Pepa Bueno, recolocada ahora en “Hora 25”, después de siete temporadas en el “Hoy por Hoy”, al que llegó para suceder a un más que eficaz Carles Francino, parece haber encontrado su hueco en la noche, donde suena mejor. A diferencia de Alsina, es más periodista que radiofonista. Pero está claro que, gracias a ambos, la noche de los Ondas de Radio se convirtió en un merecido homenaje a los equipos. Por justicia.
No pretendo convertir una fiesta en un Congreso, no se me malinterprete. Pero algunos guiños, siquiera envueltos en la fina ironía (el humor inteligente) del propio Ortega, que no brilló tanto como en 2018, hubieran dado un contrapunto necesario a lo que parece un camino despejado de dificultades

De hecho, coloquen ustedes a una estrella de la radio frente a un micrófono durante seis horas completamente sola, y observarán el resultado: el ridículo más humillante. Ahora bien, concédanle un equipo brillante y la estrella resplandecerá más que ninguna. Y es cierto: la estrella vive en la luz, mientras que el equipo (tanto el técnico como el de producción) lo hace en la sombra. Es justo reivindicar su trabajo y, como hizo Alsina, premiarlo con un Ondas. Otra cuestión es lo innecesario de entrar en guerras por el pódium de los mejores técnicos de la radio española. Alsina desaprovechó su intervención para reivindicar la necesidad de ofrecer una radio más elaborada, simplemente más radio pegada a la calle (que fue por lo que él se llevó un Ondas) y sin embargo, prefirió repetir su publirreportaje de Onda Cero de 2015, cuando recogió otro Ondas por ser el ‘Mejor presentador de radio hablada”. Sinceramente, esperaba más del discurso de Alsina, más allá de la descripción de su Especial 'Más de Uno', el merecido homenaje a su equipo ¡y a sus jefes! y los lances provocadores al mimo. Al defender, convencido, que los mejores técnicos eran los de su cadena verde, encendió el piloto de alarma de Pepa Bueno, que reivindicó para la SER  este título “¡porque nos han sacado de un ciberataque”, se defendió. Y yo más. Chiquilladas. 

A pesar de las aparentes fricciones, no hay nada de impostación en los gestos que se dedicaron Iñaki Gabilondo, Carlos Herrera, Luis del Olmo, Carlos Alsina o Pepa Bueno. Lo que hay entre ellos es una relación más que cordial, sincera. Unos más que otros. El berciano descubrió a Herrera, y le dio su alternativa involuntaria, provocada por una enfermedad repentina que le alejó del micrófono y obligó al almeriense a sustituirle in extremis; Iñaki hacía las mañanas en la SER, mientras Carlos, el Herrera, se inventó un programa, con sabor patrio, e instinto evocador, ‘Las Coplas de mi SER’, y compartían redacción en Gran Vía 32. Del Olmo también ejerció de padrino de Alsina, y los dos Carlos compartieron micrófono verde en los tiempos en que el almeriense estaba a gusto en Atresmedia. Casi una familia. Buenos compañeros.

Mereció la pena esperar casi al final de la gala para disfrutar con esta fotografía de LA RADIO. No están todos los que son, pero sí están todos los que son (Captura video Ondas'19, Cadenaser.com)
Los micrófonos abiertos, indiscretos ellos, nos permitieron leer entre líneas, cuando Carlos Herrera, al final de su intervención, en la que defendió, y aplaudió, el papel de buen anfitrión de la SER al reunir a la profesión, aunque pertenezcan a distintas familias, ideológicas y empresariales, y proclamar la unidad desde la discrepancia –“esto es algo que sabe hacer muy bien la SER”, dijo, en catalán- dedicó la estatuilla alada a Paloma Tortajada, compañera de viaje en “Herrera en Cope”, y antes de Iñaki en la SER, fallecida de un cáncer a principios de este año. El donostiarra, al acercarse a componer esa imagen icónica de los Ondas 19, con los grandes mitos de la radio, le susurró al oído a su amigo Herrera: “¡qué bien, Carlos, por Paloma!”, celebrando la dedicatoria.
El que está consolidando sin duda su candidatura al parnaso de las grandes voces de la radio es Carlos Alsina. “A mí me están llegando tarde los premios”, se lamenta a menudo. Pero es que lleva acumulados dos Ondas en cuatro años, y ya se sabe que “no hay dos sin tres”, sentencia la máxima. Es la mejor inversión de Onda Cero

Tantos años de lucha encarnizada entre del Olmo e Iñaki Gabilondo, lucha de horarios, a ver quién empezaba antes, hasta obligarse a empezar a las seis de la mañana, “y a alguno le parece tarde”, suele apostillar Herrera sobre este tema, con ironía, se han saldado con una excelente relación entre ambos, una imagen que deberían aprender muchos otros competidores, en cualquier ámbito. Cuando ya Ortega había despedido a ambos, del Olmo le pidió un último turno de palabra para añadir, emocionado: “yo llevo no sé cuántos años, 200 ó 300 años de radio, yo tengo algún premio Ondas en mi vitrina, pero esta noche, para mí, el hecho de compartir atril con Iñaki, ha sido el mejor premio Ondas de mi carrera”. Y ese Ortega, ensimismado en la radio, con toda su vocación de mitómano encima, no pudo más que soltar un sentido ‘¡¡olé!! por lo que acababa de oír, a lo que añadió una despedida muy peculiar a Luis, “¡adiós guapo!”. No se vio el abrazo que se dio luego con Iñaki, fraterno, porque estaban recogiendo instrumentos del escenario…

No me canso de repetir que el ambiente que rodea a los profesionales de la radio es éste: hay mucha discrepancia, hay mucho enfrentamiento empresarial, ¡no sorprendo a nadie! Pero cuando la radio -en general, con mayúscula, la Radio- les reclama, acuden todos sin mirar etiquetas o denominaciones de origen. ¡Todos por la radio! Y esta edición de los Ondas, la 66, volvió a evidenciar esta relación entre todos ellos, generales y también infantería. Doy fe.

El mismo Juan Carlos Ortega mamó el ‘Protagonistas’ de Luis del Olmo, en RNE, en Cope, en Onda Cero, en la desaparecida Punto Radio y, de vuelta, en RNE. Si él decidió dedicarse a la radio, mucha culpa de esa decisión corresponde a del Olmo (otra gran parte a Javier Sardá). Y desde luego, si sobre el escenario del Liceu de Barcelona había un mitómano, un friki de la radio, ése era, sin duda, el Ortega. Estaba flipando con lo que veía. Y él fue el que imaginó la escena de la fotografía de LA RADIO, entre del Olmo, Gabilondo, Herrera, Alsina y Bueno.

Andreu Buenafuente y Berto Romero, 'Nadie sabe Nada', de la SER. Un gran descubrimiento, el programa de radio más 'intergeneracional' (Fotografía Cadenaser.com)
El que está consolidando sin duda su candidatura al parnaso de las grandes voces de la radio es Carlos Alsina. “A mí me están llegando tarde los premios”, se lamentaba hace poco en una entrevista. Pero es que lleva acumulados dos Ondas en cuatro años, y ya se sabe que “no hay dos sin tres”, sentencia la máxima. Es la mejor inversión de Onda Cero. Pero la cadena verde tiene más limitaciones que los dos grandes trasatlánticos, Cope y, sobre todo la SER, con su tupida red de emisoras. Su cotización está en constante ascenso como profesional, y varios digitales han adelantado la teoría de que PRISA le lisonjea con sus Ondas, para tentarle, de lo que Alsina se ríe abiertamente. Ya lo dijo desde el escenario del Liceu, por si alguien no le escuchó: “Onda Cero es mi familia, y está dirigida por unas personas que me dejan equivocarme cada mañana y gracias a esto de vez en cuando acertamos”. Aviso a navegantes. No hay nada imposible, pero va a costar. Alsina ya ha ganado la batalla de la influencia. Le queda la de la audiencia. La más difícil.
Coloquen ustedes a una estrella de la radio frente a un micrófono durante seis horas completamente sola, y observarán el resultado: el ridículo más humillante. Ahora bien, concédanle un equipo brillante y la estrella resplandecerá más que ninguna. Y es cierto: la estrella vive en la luz, mientras que el equipo lo hace en la sombra

En estos Ondas’19 no hubo, al menos en la modalidad de radio, mucha enjundia en los discursos de agradecimiento. Sí mucho autobombo: Rock FM, Alsina y la propia Pepa Bueno. Herrera se arrancó en catalán hablando y defendiendo la unidad en un momento especialmente crítico en que los radicales pretenden apropiarse de las libertades y hasta de la lengua. Pero tenía que introducir el contraste humorístico: “manda cojones que tenga que venir un tipo de Sevilla a hacer un discurso en catalán”. Ése es Herrera. El yin y el yang.

Pero los Ondas son los Ondas, una cita ineludible con la radio, con su historia, con el medio,  aunque parecen esquivar el futuro, o prefieran no dedicarle mucho protagonismo, no vaya a ser que se agrie la fiesta. El periodismo está en crisis. La radio está en crisis. La credibilidad está en riesgo. El propio Iñaki Gabilondo advirtió sobre su inestable y peligrosa situación en la Universidad de Sevilla: ”Los periodistas tenemos que repasar nuestro manual de instrucciones”. No pretendo convertir una fiesta en un Congreso, no se me malinterprete. Pero algunos guiños, siquiera envueltos en la fina ironía (el humor inteligente) del propio Ortega, que no brilló tanto como en 2018, hubieran dado un contrapunto necesario a lo que parece un camino despejado de dificultades. Nada más lejos… que Cuenca, que dirían “Martes y 13”. ¡VIVA LA RADIO!

Tambien te puede interesar:

Tony Aguilar 2965939059593906280

Publicar un comentario

emo-but-icon

VEINTE AÑOS DEL PRIMER 'ESTUPIDIARIO' (1999)

EL PODCAST DE RAMÓN ARANGÜENA EN RNE

EL PODCAST DE RAMÓN ARANGÜENA EN RNE
Clica y amplía información

LOS PODCASTS SE CUELAN EN LOS PULITZER

LOS PODCASTS SE CUELAN EN LOS PULITZER
Clica y amplía información

EL W. POST ANUNCIA PODCAST EN ESPAÑOL

EL W. POST ANUNCIA PODCAST EN ESPAÑOL
Foto: Dori Toribio. Clica y amplía información

PUBLICADO EL LIBRO #IMPRESCINDIBLE #RADIO

PUBLICADO EL LIBRO #IMPRESCINDIBLE #RADIO
Clica y amplía información

PODIUM PODCAST FICHA 'LQTD' DE ÁLEX FIDALGO

PODIUM PODCAST FICHA 'LQTD' DE ÁLEX FIDALGO
Clica y amplía información

LOS DATOS DEL #EGM (3ª OLA'19), SIN OPINIÓN

LOS DATOS DEL #EGM (3ª OLA'19), SIN OPINIÓN
Clica y amplía información

J.P. COLMENAREJO, DOCTOR EN COMUNICACIÓN

J.P. COLMENAREJO, DOCTOR EN COMUNICACIÓN
Clica y amplía información

JUAN CARLOS ORTEGA, NIÑO DE LA RADIO

JUAN CARLOS ORTEGA, NIÑO DE LA RADIO
Clica y visualiza el video de El País

PARTICIPA EN LA 22 "NAVEGANTES EN LA RED"

PARTICIPA EN LA 22 "NAVEGANTES EN LA RED"
Clica y amplía información

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN LOS PODCAST DAYS 2019

GORKA ZUMETA EN LOS PODCAST DAYS 2019
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA
Clica y amplía información

Gorka Zumeta: “Me alegra que una institución de la categoría de la Universidad de Salamanca se preocupe por el presente y futuro de la radio”

11.07.2019. Hacía falta. Hace falta. Y hará falta. Es necesario arbitrar un espacio para reflexionar en torno al futuro de la comunicación, y del periodismo (¡y de la radio! ¡Gracias por acordarse de este medio tan cálido y cercano!) -sin prisas- y compartir los argumentos, las preocupaciones, las dudas, las esperanzas también, con aquellos que se sienten atraídos por este mundo, bien en su condición de actores principales o, simplemente, como consumidores de contenidos. Continúa leyendo este post del editor.

GORKA ZUMETA EN 'OBJETIVO EMPLEO' (M21)

GORKA ZUMETA EN 'OBJETIVO EMPLEO' (M21)
Clica y escucha el reportaje

Gorka Zumeta: “El podcast ha venido para que la radio se espabile”

19.03.2019. M21 Radio. El editor de esta web fue entrevistado por la periodista Cristina Sanz, para un reportaje sobre las nuevas posibilidades de empleo que ofrece la radio. Zumeta participó así en el programa “Objetivo Empleo” de la emisora municipal, donde afirmó: "Si hay una buena idea, y eres capaz de trasladarla al universo sonoro tal y como la tienes en la cabeza, puede que tengas el primer gran peldaño para vivir de esta nueva manera de comunicar".

Escucha la entrevista completa clicando aquí.

GORKA ZUMETA EN LAS SPAINSKILLS 2019

GORKA ZUMETA EN LAS SPAINSKILLS 2019

Gorka Zumeta, maestro de ceremonias de las Spainkills de la Formación Profesional

30.03.2019. El editor de esta web copresentó, junto con la también periodista Gema Rodríguez Betrián, la ceremonia de clausura de las Olimpíadas de la Formación Profesional -SpainSkills- 2019 en Ifema. En la imagen, con Carlos Carmona, medallista de oro en las EuroSkills’19 de Budapest (Hungría), en la modalidad de "Servicios de Restaurante y Bar”.

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'
Clica y escucha el podcast

Gorka Zumeta: “El 5G en su fase inicial no contempla el desarrollo de la radio, ni de la TV. Pero sí de los videojuegos”

06.05.2019. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue el invitado del programa “Todo irá bien”, un podcast producido por “La Fábrica de Radio”, una iniciativa de Paco Cremades, un estudio móvil con el que va recorriendo España. “El 5G para la radio es como de repente ponerla a circular por una autopista de diez carriles, de los que solo va a utilizar tres”. Clica y escucha la conversación.

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA
Zumeta junto a Goyo González y Paco González

Gorka Zumeta presentó la Gala de entrega de premios de la primera edición del Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar

30.05.2019. El editor de esta web presentó la ceremonia de entrega de galardones del I Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar, convocado por CECE, que tuvo lugar en el salón Bernardo Herráez, de la Cadena Cope. Este premio distingue, gracias al patrocinio de ASPA, con un premio valorado en 6.000€ en material de radio al colegio ganador. Más información aquí.

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE

GORKA ZUMETA INAUGURA EL MÁSTER DE RNE
Fue el pasado 15 de octubre

El Máster de RNE cumple 30 años

“Solo se puede convivir con la servidumbre de la radio, si cuentas con vocación”

15.10.2018. Tras la inauguración por parte de las autoridades de RTVE, RNE y la Universidad Complutense, Gorka Zumeta ha tenido el honor de pronunciar la Lección inaugural del Máster de RNE, para la que ha elegido como título: “La radio española. La subsistencia del modelo: el reinado de la FM frente al aspirante digital”. 27 nuevos alumnos se formarán durante un año académico en la Casa de la Radio.

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018
Clica y visualiza el video con la charla

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"

GORKA ZUMETA, INVITADO EN "UNA LUZ ROJA"
Clica y escucha la entrevista

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item