Luis del Val: “Mi infancia transcurrió alrededor de la radio”

Luis del Val dedica un capítulo de su último libro “Memoria y olvido” a la radio 

La radio: “escucho, luego siento” 

  • El periodista aragonés comparte sus recuerdos sobre la radio, el medio en el que ha permanecido más tiempo en ejercicio profesional: desde "La carta", a "La letra pequeña" o "La fotografía" de Luis del Val
  • "Iñaki es la perfección, el rigor, el mantenimiento de una disciplina interna, la exigencia permanente en primer lugar a sí mismo. Carlos, en cambio, es más relajado, menos exigente, y los fallos le sirven de soporte para una divertida observación o para burlarse amablemente de la equivocación"

En 2016 escribía en esta misma web sobre Luis del Val bajo el título de “el periodista de la voz tranquila”. Y añadía entonces: “él ha hecho mejores a Iñaki Gabilondo, Ernesto Sáenz de Buruaga, Ángel Expósito y, ahora, a Carlos Herrera”. Elegir a Luis del Val como colaborador también dice mucho, y bueno, de los nombres citados; porque rodearse de mediocres para que la estrella resulte más fulgurante es una costumbre bastante extendida, pero elegir a quienes son tan buenos como tú, o incluso mejores en algunos aspectos, hace que el equipo, el conjunto, la identidad colectiva del programa, resulte imbatible.

Magnífica fotografía de Luis del Val realizada por C. Moreno, para ElDiarioMontañés, en esta entrevista
Luis del Val, tal vez alguno de mis lectores desconozca el dato, fue diputado a Cortes Constituyentes en 1977, y antes ya había ejercido el periodismo. Este aragonés que fotografía con la palabra probó la dinámica y las rutinas de la clase política, en uno de los momentos más trascendentales de la evolución de nuestro país hacia la democracia perdida tras el paréntesis de la dictadura franquista. “El ejercicio de la política está repleto de conflictos, de colisiones entre esa abstracción que llamamos ideales y la acción, de esos sapos a los que aludía Clemenceau, y que hay que desayunar crudos, por la mañana, porque si haces eso serás un político al que ya casi nada le producirán arcadas”, escribe en su último libro, “Memoria y olvido” (Espasa, 2021).
“Hay un Herrera hedonista, con apariencia superficial, hay un Herrera frívolo que disfruta como un niño con el caca, culo, pedo, pis, hay un Herrera que se estremece ante la lírica barroca y hay un Herrera degustador de los placeres de mesa. Conocer a un hombre es difícil. También a Carlos Herrera”

Pero no vamos a centrarnos en el capítulo que aborda la Transición, que no conviene desvelar todos los atractivos del libro, que son muchos, sino en las sesenta páginas que dedica a la radio, que empiezan con la frase que he elegido como título de este post. Luis del Val se puso por primera vez delante de un micrófono cuando tenía dieciséis años. Y ya quedó abducido por sus poderes. Pero mucho antes, en su niñez, la radio estuvo muy presente. “En aquella España gris, de escasos recursos, la radio venía a ser una especie de cine sin imágenes, de teatro sonoro, donde se convertía en realidad que la radio es el descanso de los ojos y el trabajo de la imaginación”, escribe Luis.

El capitulo que Luis del Val dedica a ‘La Radio’ en esta “Memoria y olvido” rinde homenaje a grandes nombres de la radio, como Matilde Conesa, y a su virtuosismo vocal en ejemplos tan simples como entonar con diferentes inspiraciones un simple “buenos días”, como Rosa María Belda, actriz que, al morir los espacios dramáticos, tuvo que refugiarse en la publicidad y el doblaje, incluidas películas porno, “¡Uhff! ¡Ahgg! ¡Aaaaaaahhh!”, o como grandes nombres de aquella época dorada de la radio espectáculo, Pedro Pablo Ayuso, Teófilo Martínez, Julio Varela, Fernando Dicenta, Rafael Taibo, y tantos otros.

Pero el mejor homenaje que recogen estas pocas páginas, se lo dedica su autor a los profesionales con los que ha tenido la suerte de trabajar, mano a mano, micrófono al lado. En 1981 Luis del Val llega a la dirección de Radio Cadena Española, fusión de la Red de Emisoras del Movimiento, Cadena Azul de Radiodifusión y la Cadena de Emisoras Sindicales. “Recorrí buena parte de las emisoras y cambié al director en casi la mitad de ellas. Nunca cesé a nadie por teléfono. Almorzaba con ellos, cambiábamos impresiones, buscábamos una salida laboral y le anunciaba mi decisión antes de que la supiera nadie. Ninguno dejó de hablarme nunca y todos estuvieron en la toma de posesión de su sucesor”, rememora. Tan solo estuvo un año al frente de RCE. Poco después, en 1989, todas sus emisoras se integraron en Radio Nacional de España.

“En aquella España gris, de escasos recursos, la radio venía a ser una especie de cine sin imágenes, de teatro sonoro, donde se convertía en realidad que la radio es el descanso de los ojos y el trabajo de la imaginación

Del Val cuenta cómo, para frenar la fuga de Luis del Olmo, que ya triunfaba en RNE con su “Protagonistas”, el entonces director general de RTVE, Carlos Robles Piquer (“uno de los hombres más honestos y capaces que he conocido en el ámbito político”) y él, pensaron en una estratagema para aumentar la retribución del leonés, porque RCE sí podía contratar publicidad. Así nació “Hora Punta”, de 4 a 5 de la tarde, en esta sintonía. Y, como habían encontrado un patrocinador, del Olmo cobraría un millón de pesetas mensuales. “¡Pensar que comenzó mi amistad con Luis del Olmo siendo su jefe! Nunca me consideré como tal, y creo que él lo notó. Para mí era una auténtica estrella de la radio, y lo respetaba como tal, y me permitió descubrir su gran capacidad de trabajo. Y sus dos pasiones: la radio y el ferrocarril. Bueno, y Ponferrada y el botillo”, concluye.

En 1982 Luis del Val cesó como director de RCE y se puso a buscar trabajo. Se acercó a la radio, a la Cadena SER, que entonces dirigía Eugenio Fontán, y en la que Tomás Martín Blanco era el poderoso director de Programas. Con ambos había tenía relación, cuando ejerció como máximo responsable de la cadena pública, pero de ejercer como iguales, tras perder la púrpura del poder, se encontraba en inferioridad de condiciones. Luis pidió trabajar en la trinchera, como redactor. Pero los nombres mencionados no lo vieron así. Primero le ofrecieron la dirección regional de Valencia y luego la recién creada dirección de Relaciones Externas. Muy educadamente, del Val renunció a ambas propuestas, con la sorpresa de Martín Blanco, que no entendía la tozudez del maño de “trabajar en la trinchera, y no en el Estado Mayor”. El director de Programas de la SER reflexionó en voz alta: “Esto va a ser más difícil”. Finalmente, fue Basilio Rogado quien rescató a Luis del Val para su programa “Cita a las cinco”, que dio el carpetazo a los seriales de la tarde en la SER. Allí nació “La Carta de Luis del Val”, que empezaba todas las tardes con un recurrente “Amado Basilio”.

Luis del Val en los estudios de Cope, donde ahora trabaja (Fotografía Cope.es)

Uno de esos buenos días brindados por el azar, pasó por la puerta del control de sonido un periodista al que le gustó lo que escuchó de Luis. Le abordó y le preguntó si podía hacer algo similar para su programa de las mañanas. El espacio era el “Hoy por Hoy”, y el periodista Iñaki Gabilondo.Mantuve la calma, no comencé a dar volteretas de alegría, le dije que podíamos probar, y allí se inició una relación profesional que, con algún intervalo, duró más de un cuarto de siglo”, recuerda del Val. Años más tarde, en un viaje con el programa, el donostiarra le confesó a Luis “que le había agradado la naturalidad en el abandono de la política y la reanudación del trabajo periodístico”. El aragonés recibió el comentario con sorpresa, “porque creía, y creo, que debería ser algo normalizado. Entiendo la vocación por la política. Lo que no entiendo es que la vocación por la política tenga que ser para toda la vida.

Las mañanas de la Cadena SER de aquel año eran inconmensurables. Iñaki Gabilondo dirigía el primer tramo, el informativo, hasta las diez de la mañana y a partir de esta hora, y hasta el mediodía. se ocupaba de la antena otro profesional que nada tenía que ver con el donostiarra, el almeriense Carlos Herrera. Y Luis del Val colaboraba en ambos tramos. “Carlos e Iñaki mantienen una excelente relación personal -describe Luis-, pero tienen dos maneras de trabajar algo diferentes. Iñaki es la perfección, el rigor, el mantenimiento de una disciplina interna, la exigencia permanente en primer lugar a sí mismo. Carlos, en cambio, es más relajado, menos exigente, y los fallos le sirven de soporte para una divertida observación o para burlarse amablemente de la equivocación”. El autor de esta “Memoria y olvido” se confiesa ante tamaña duplicidad de colaborar con ambos, con Iñaki y Carlos: “A veces he comentado que esa experiencia laboral puede que me sirviera para hacerme inmune a cualquier atisbo de esquizofrenia”. 

Cuando Iñaki Gabilondo le ofreció colaborar en su programa: “Mantuve la calma, no comencé a dar volteretas de alegría, le dije que podíamos probar, y allí se inició una relación profesional que, con algún intervalo, duró más de un cuarto de siglo 

Este capítulo dedicado a “La Radio” resulta a todas luces delicioso, como una delicatessen para los que, como servidor, aman profunda e incondicionalmente el medio. Luis se prodiga en confesiones: “con Iñaki logré una compenetración profesional que es difícil de alcanzar”, confianza que se trasladó también al ámbito personal, cuajado de confidencias, “naturalmente, no voy a traicionar esas confidencias”, adelanta; pero sí relata algunos episodios en la biografía del periodista donostiarra que orientan muy bien al lector sobre los territorios que forjaron su carácter y fuerte personalidad. Merece mucho la pena seguir profundizando en la relación Gabilondo-del Val que nos propone este último. Eran los tiempos, para quien lo recuerde, de “La letra pequeña” y “La Fotografía” de Luis del Val en el “Hoy por Hoy”.

1988 marcó un antes y un después en la trayectoria profesional de Luis del Val. La Cope le hizo una oferta con una retribución sustanciosa. Iñaki fue de los primeros en conocerla. “Bueno, la situación no es mala. O ganas más dinero en la SER, o lo ganas en la Cope”, le comentó el donostiarra. Semanas después Luis estrenaba, en las madrugadas de la cadena de los obispos, “Sé que estás ahí”, un programa “intimista, dirigido a los insomnes, a los conductores y a los que trabajan en los turnos nocturnos”. En la noche de Cope tuvo la suerte de conocer a una productora fetiche en el actual universo radiofónico: María Luisa Núñez, “que venía de la emisora de Cope en Villalba”. Núñez tuvo que ingeniárselas a menudo, no solo para convencer a algunos invitados de que acudieran al programa, sino también para sortear a toda la pléyade de intermediarios cuya única función consiste en entorpecer las gestiones de los periodistas, en lugar de facilitarlas. Hoy, María Luisa Núñez sigue siendo productora, ahora como escudera de Carlos Herrera, “porque estuvo con él en Radio Nacional, en Onda Cero y, actualmente, en la Cope”, y Luis del Val no ahorra elogios su trabajo y a su agenda, “una productora vale lo que vale esa agenda”, sentencia.

Portada del libro que comentamos en este post

Este “Memoria y olvido de Luis del Val está repleto de regalos en sus páginas, como el relato de cómo conoció a Severo Ochoa, premio Nobel de Medicina en 1959, al que conoció mientras presentaba en CopeSé que estás ahí”. El profesor no podía desplazarse a la emisora, por su avanzada edad, y les ofreció la posibilidad de grabar la entrevista en su casa. “Por nada del mundo me quería perder esa entrevista”, escribe Luis. A este primer encuentro le siguieron otros, y otros. “De aquellas tardes guardo un recuerdo agradable y afectuoso y, si de algo me arrepiento, es de no haber acudido con más frecuencia, porque fui bien recibido y salía de su casa con el espíritu sosegado. Y siempre me acompañaba al descansillo, llamaba al ascensor y me cerraba la puerta”, recuerda del Val.

La etapa de Cope terminó una buena noche. “El horario resultaba endiablado”, reconoce el periodista. Y añade que las secuelas de aquel programa se llaman “problemas digestivos, que me han acompañado con molesta fidelidad”. Y concurrió otra circunstancia determinante: la llegada a las noches de la cadena de los obispos de José María García, procedente de Antena 3 Radio, recién comprada por Prisa, y que provocó una estampida de profesionales a Cope. Este aterrizaje “afectaba a mi programa que, o bien se retrasaba a la una de la madrugada, o bien desaparecía”. Aunque intentaron arreglarlo, e incluso le propusieron una renovación por cuatro años, Luis del Val prefirió cerrar etapa. Corría el año 1992.

Cuarenta y ocho horas después firmaba un contrato en la SER, para regresar al “Hoy por Hoy” de Iñaki Gabilondo. “Fue mucho más sencillo que la primera vez”, reconoce con humor. La simbiosis Gabilondo-del Val en la antena de la cadena de Prisa era palpable. “Fue una etapa agradable y fructífera”, reconoce en el libro. Pero la salida de Gabilondo del “Hoy por hoy” y la llegada de Carles Francino, en cuyo proyecto no encajaba tanto, determinó el regreso a Cope, esta vez con Ernesto Sáenz de Buruaga, recién llegado a las mañanas en 2010. “Con Ernesto me sucedió algo bastante raro. Creo que lo resumí en la dedicatoria de un libro que publiqué al cabo de dos años: ‘A Ernesto, amigo en un tiempo de la vida en que resulta extraño hacer amigos’. Porque nos hicimos amigos”. Buruaga quería tenerle en el locutorio, con él, como apoyo, se sentía reconfortado y más seguro con Luis del Val al lado. “Cuando comenzaron a aparecer algunas discrepancias entre la dirección de la empresa y su criterio, hizo un mutis caballeroso, renunciando a la indemnización que le correspondía de todo un año, gesto que no suele ser habitual, por no decir extraño y extravagante”.

Durante un tiempo colaboró en la SER con Iñaki Gabilondo hasta las diez, y con Carlos Herrera de diez a doce. “A veces he comentado que esa experiencia laboral puede que me sirviera para hacerme inmune a cualquier atisbo de esquizofrenia”

Tras Buruaga llegó Ángel Expósito, viejo conocido. Cope aguardaba, como alma en pena, el regreso del hijo pródigo, Carlos Herrera, que se produjo en 2015. En septiembre inauguró “Herrera en Cope”, y tres meses más tarde el EGM certificó que aportó a la audiencia de su nuevo destino casi un millón de oyentes. “Herrera es un gran trabajador que se esfuerza mucho en dar la imagen de trabajar poco. Y puede que tenga engañada a mucha gente, pero no a mí”. La personalidad de Herrera es algo en lo que profundiza del Val con respeto y, creo, acierto. “A mí me parece que su personalidad es muy poliédrica”, describe. Y a continuación, enumera los Herrera que conoce: “Hay un Herrera hedonista, con apariencia superficial”, pero también hay un Herrera disciplinado que, si hay que trabajar al día siguiente, se levanta de la cena con decisión. También “hay un Herrera frívolo que disfruta como un niño con el caca, culo, pedo, pis”. Y también “hay un Herrera que se estremece ante la lírica barroca” o la Semana Santa de Sevilla. Y tampoco puede olvidarse que “hay un Herrera degustador de los placeres de mesa”, concluye. “Conocer a un hombre es difícil. También a Carlos Herrera”.

El capítulo dedicado a “La Radio”, de este libro, “Memoria y olvido” de Luis del Val, representa solo una parte de sus recuerdos, pero la radio ha impregnado muchos episodios de su biografía, como el citado encuentro con Severo Ochoa, especialmente emocionante para el periodista aragonés. Es difícil abstraerse al medio y a lo que supone, porque las experiencias vitales que aporta están mucho más cerca de las emociones que del simple y rutinario trabajo remunerado. Algo ocurre en el directo, cuando dos personas hablan desde la sinceridad y la autenticidad. “En esa trinidad de palabra, música y sonido, mezclada con más o menos acierto, depende que se llegue o no se llegue. No al cerebro, sino al corazón”. Y Luis del Val termina parafraseando a Descartes, “escucho, luego siento”. Gracias por compartir tus recuerdos, querido y admirado Luis.

Relacionado:

-Podcast de Radio: La sonrisa del Luis del Val

-Luis del Val: "La radio saldrá fortalecida". #LaRadioQueQueremos (2017)

-20 años de #Estupidiario

-Luis del Val: "La radio ha sido la emoción auténtica, el sonido de la vida"


Tambien te puede interesar:

Tomás Martín Blanco 2543275050176776851

Publicar un comentario

emo-but-icon

GORKA ZUMETA EN RADIO CLÁSICA 4.6.21

GORKAST: EL FUTURO GLOBAL DEL AUDIO

GORKAST: EL FUTURO GLOBAL DEL AUDIO
Clica y amplía información

DISPONIBLE EL 'ESTUPIDIARIO' MÁS NEGRO

DEL CERRO LO DEJA EN RTVE POR DIFERENCIAS

DEL CERRO LO DEJA EN RTVE POR DIFERENCIAS
Clica y amplía información

"ESTUDIO IÑAKI GABILONDO" EN RADIO SEVILLA

"ESTUDIO IÑAKI GABILONDO" EN RADIO SEVILLA
Clica y amplía información

29-J FALLO DEL III PREMIO GONZALO ESTEFANÍA

29-J FALLO DEL III PREMIO GONZALO ESTEFANÍA
Clica y amplía información

LOS ONDAS 2021 PREMIARÁN A LA RADIO LOCAL

LOS ONDAS 2021 PREMIARÁN A LA RADIO LOCAL
Clica y amplía información

'EL PIRATA' PUBLICA "HISTORIAS DEL ROCK"

'EL PIRATA' PUBLICA "HISTORIAS DEL ROCK"
Clica y amplía información

ENTREVISTA EN RADIO CON SEXO EN DIRECTO

ENTREVISTA EN RADIO CON SEXO EN DIRECTO
Clica y amplía información

EL DJ MÁS ANCIANO SE JUBILA A LOS 96 AÑOS

EL DJ MÁS ANCIANO SE JUBILA A LOS 96 AÑOS
Clica y amplía información

23J A DEBATE EL FUTURO DE LA RADIO DEL COCHE

23J A DEBATE EL FUTURO DE LA RADIO DEL COCHE
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA PRESENTÓ EL SELLO #QAIFEC

GORKA ZUMETA PRESENTÓ EL SELLO #QAIFEC
Clica y amplía información

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

G.ZUMETA EN LA 'SEMANA DE LA RADIO' DE PERÚ

G.ZUMETA EN LA 'SEMANA DE LA RADIO' DE PERÚ
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA FIRMÓ LIBROS EN 'PASAPÁGINA'

GORKA ZUMETA FIRMÓ LIBROS EN 'PASAPÁGINA'
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA DEFIENDE LA RADIO ESCOLAR

GORKA ZUMETA DEFIENDE LA RADIO ESCOLAR
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA UTILIZA TECNOLOGÍA AEQ

GORKA ZUMETA UTILIZA TECNOLOGÍA AEQ
Clica y amplía información

MASTER CLASS DE GORKA ZUMETA EN VALENCIA

MASTER CLASS DE GORKA ZUMETA EN VALENCIA
Clica, y amplía información

GORKA ZUMETA COORDINADOR DE SICUR 2020

GORKA ZUMETA COORDINADOR DE SICUR 2020
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA ANALIZA LOS 'DAILYS' EN TEA FM

GORKA ZUMETA ANALIZA LOS 'DAILYS' EN TEA FM
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN LA FRANCISCO DE VITORIA

GORKA ZUMETA EN LA FRANCISCO DE VITORIA
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'

GORKA ZUMETA EN LA 'FÁBRICA DE RADIO'
Clica y escucha el podcast

Gorka Zumeta: “El 5G en su fase inicial no contempla el desarrollo de la radio, ni de la TV. Pero sí de los videojuegos”

06.05.2019. El editor de esta web, Gorka Zumeta, fue el invitado del programa “Todo irá bien”, un podcast producido por “La Fábrica de Radio”, una iniciativa de Paco Cremades, un estudio móvil con el que va recorriendo España. “El 5G para la radio es como de repente ponerla a circular por una autopista de diez carriles, de los que solo va a utilizar tres”. Clica y escucha la conversación.

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA

GORKA ZUMETA, EN RECUERDO DE G. ESTEFANÍA
Zumeta junto a Goyo González y Paco González

Gorka Zumeta presentó la Gala de entrega de premios de la primera edición del Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar

30.05.2019. El editor de esta web presentó la ceremonia de entrega de galardones del I Premio Gonzalo Estefanía de Radio Escolar, convocado por CECE, que tuvo lugar en el salón Bernardo Herráez, de la Cadena Cope. Este premio distingue, gracias al patrocinio de ASPA, con un premio valorado en 6.000€ en material de radio al colegio ganador. Más información aquí.

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018
Clica y visualiza el video con la charla

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item