El radio es radioactivo; la radio, también

La escucha de radio exige un acto voluntario de acercamiento al medio   

La obligación de la radio es engancharnos  

  • El término ‘radio’ presenta no solo diferentes acepciones, sino también distinto género, según se trate de un país u otro. En España es femenino, mientras en que México, Centroamérica, Colombia o Venezuela es masculino

La Agencia para Sustancias Tóxicas (ATSDR) define ‘el radio’ como “una sustancia química radiactiva formada de la degradación del uranio y el torio. También se habla del radio de una circunferencia. Pero aquí en España, al término ‘radio’ le adjudicamos el género femenino para referirse al receptor que capta señales hertzianas. El Diccionario Panhispánico de Dudas, sin embargo, señala que en determinados países latinoamericanos la palabra posee ambos géneros, porque en función de uno u otro presenta diferente significado. Mientras que ‘la radio’ se convierte en un acortamiento del término ‘radiodifusión’ (el proceso), ‘el radio’ hace referencia al receptor que capta sus emisiones (recepción). Así ocurre, afirma el DPD, en países como México, Centroamérica, las Antillas, Ecuador, Colombia y Venezuela.

La radio es 'radioactiva', nunca podría ser 'radiopasiva'
En todos los casos, aplica el adjetivo ‘radioactivo’. Pero evidentemente, con diferente significado.

No vamos a referirnos a la sustancia química, sino al proceso de transmisión (envío y recepción) de ondas hertzianas. ¿Por qué afirmo que se trata de ‘radioactivo’? Jugando con las palabras, podríamos afirmar, en primer lugar, que porque nunca podría ser ‘radiopasivo’. La escucha de radio siempre pasa por un proceso activo de acercamiento al medio. Uno escucha la radio porque quiere escucharla. Si no hay voluntad previa, activa o proactiva, de acercarse a ella, el proceso no se completa en ese caso.

La radio del directo, de la información, del enganche colectivo y simultáneo -la radio activa- es invencible cuando ejerce como tal, cuando logra contar los hechos en el mismo momento en que están ocurriendo

Existe una situación particular, la de los oyentes de radio cautivos. Por ejemplo, en el coche o en un autobús, donde puede darse el caso de que haya ocupantes que no tengan más remedio que oír la emisión que suena en el vehículo; o en un comercio, una peluquería, un supermercado, o en la sala de espera de una consulta de dentista. En estos casos, el oyente no tiene más opción que oír la radio que suena en esas dependencias, pero dispone de la libertad de elección de escucharla o no. Puede discriminar en su cerebro la señal y evitar centrar toda su atención en ella. De esta manera, la radio continúa siendo ‘radioactiva’.

La radio puede contribuir a que el oyente pase a ser escuchante, si incluye algún contenido que llama su atención, lo que obliga a cambiar el modo de escucha a uno más activo. Pero no siempre lo logra. Es muy difícil, por no decir imposible, que la radio consiga mantener una tensión constante y permanente que haga que el oyente se pegue literalmente al altavoz para escucharla sin perderse detalle. Ocurrió el 23 de febrero de 1981, cuando el pueblo español no dejó de escucharla durante el golpe de Estado que protagonizó el teniente coronel Tejero en el Congreso de los Diputados que, afortunadamente, no prosperó. De hecho, aquella noche, tan angustiosa, se rebautizó como “la noche de los transistores”.

La radio ha ofrecido, a lo largo de sus cien años de vida, infinitos episodios en los que el enganche entre emisión y oyente ha sido tan adhesivo como el pegamento más ultrafuerte del mercado. Todos los que militamos como oyentes de radio hemos vivido momentos en los que no podíamos abandonar nuestro vehículo hasta que terminara la entrevista, la información o el reportaje que se estaba emitiendo en esos momentos en directo. Tal era la fuerza de atracción que ejercía el medio que nos resultaba imposible despegarnos de ella hasta conocer el desenlace de una historia o, simplemente, el final de aquel contenido. Esta es la radio-imán.

La industria de la radio ha recibido un enorme bofetón económico este año 2020 que, por fin, se acaba, muere. Esa ‘mala salud de hierro’ con la que convive desde hace años se contagió de mayor inestabilidad a principios de año con los meses más duros del COVID-19

En aquella noche fatídica del golpe de Estado del 81, la emisión de la radio logró enganchar simultáneamente a millones de españoles que aguardaban el final de aquella pesadilla. En aquel momento solo la radio pudo ofrecer en directo lo que estaba ocurriendo en el Congreso de los Diputados. La televisión ofreció más tarde las imágenes, cuando pudo hacerlo. La radio se jugó la vida de sus periodistas y técnicos en la Cámara Baja. Pero también confirmó definitivamente su credibilidad, y consolidó una nueva imagen del medio, lastrada por el desprestigio de haber superado un período -la dictadura- en la que se le hurtó el derecho a la información.

La radio, a partir de aquel golpe, se hizo más activa. Y la audiencia más fiel. En aquel episodio tan trascendente de nuestra reciente democracia, la radio probó lo que hoy resulta incuestionable: su valor social. La radio del directo, de la información, del enganche colectivo y simultáneo -la radio activa- es invencible cuando ejerce como tal, cuando logra contar los hechos en el mismo momento en que están ocurriendo. La obligación de la radio es engancharnos, pero no puede hacerlo a cualquier precio, so pena de perder lo que considero, hoy en día, su principal patrimonio: su credibilidad.

En el mismo instante en que la radio cayera en las fake news, su luz -la que le queda- se apagaría. Creemos en ella, en lo que nos cuenta.

La radio activa no tiene nada que ver con el pódcast. Este nuevo soporte, en sí mismo, carece de valor social en general, carece también de responsabilidad colectiva; no podría enganchar desde la simultaneidad a millones de personas porque, por definición, no se desenvuelve en la sincronía. Cualquier producción que ejecute será diferida en el tiempo y, aunque podría llegar potencialmente a millones de oyentes, en ningún caso ese proceso generará la misma reacción emocional colectiva y unitaria como sí puede lograrla la radio, cuando hace Radio con mayúsculas.

La radio ha cumplido cien años y, aunque su esencia no ha variado, su envoltorio es muy diferente

La radio activa está emparentada con el pódcast activo. Al igual que la escucha de radio, el pódcast requiere de un acto voluntario de selección de escucha -activo- de un contenido sonoro grabado concreto. Pero, al tratarse de un soporte asíncrono, el pódcast no posee la magia del directo. No forma parte de su naturaleza. Cuenta con otros atractivos, pero no desde luego con el de la tensión del ahora está pasando y te lo estamos contando, donde la radio sigue siendo la auténtica reina. Definitivamente, no es igual disfrutar y paladear un disco de música, perfectamente grabado en un estudio de la Deutsche Grammophon, por ejemplo la ‘Marcha Radetzky’, de Johann Strauss, con la que entraremos, confiemos en que con buen pie, en el año 2021, que escucharla en directo en la Sala Dorada de la Musikverein de Viena, donde se nos pondría la carne de gallina por la enorme carga emocional que encierra una situación vivida tan intensamente. La radio es insustituible.

El pódcast, en sí mismo, carece de valor social en general, carece también de responsabilidad colectiva; no podría enganchar desde la simultaneidad a millones de personas porque, por definición, no se desenvuelve en la sincronía

Pero la radio activa que engancha es cara y exige un exhaustivo control de calidad. La industria de la radio ha perdido músculo y ha ganado en gadgets. Ha permitido que el pódcast la supere de media en calidad y ha cedido a la previsibilidad, la intrascendencia, la inercia y el desinterés. El motor de las parrillas de radio actuales es rellenarlas de la manera más barata posible. Da la impresión de que la radio está de liquidación. Y el oyente, que escasea y, en el peor de los casos, está envejeciendo y desapareciendo por el lógico e invencible ciclo vital, se está dando cuenta de que a menudo le intentan vender ‘pescado fresco’, cuando en realidad se trata de ‘pescado congelado’.

No albergo esperanzas de que la radio recupere sus tentáculos con la historia diaria para contársela a sus oyentes, en cualquier momento; no solo en el prime time matinal o en los programas deportivos, donde no cabe el pódcast, porque su esencia consiste es vivir intensamente el directo.

La industria de la radio ha recibido un enorme bofetón económico este año 2020 que, por fin, se acaba, muere. Esa ‘mala salud de hierro’ con la que convive desde hace años, que le ha permitido esquivar los obstáculos con más suerte que la prensa, las revistas o los dominicales, se contagió de mayor inestabilidad durante la pasada crisis del ladrillo y ha vuelto a hacerlo este año, con mayor intensidad, por la pandemia del COVID-19. Ha sido la puntilla del sector, que aguarda las salidas de sus ERTES y sueña con la esperanza de que la vacuna nos devolverá a la rutina y la seguridad de años anteriores.

En un paisaje cada vez más complejo, que requiere de inversiones y de una estrategia de cara al futuro, donde se abre una guerra de intereses frente al pódcast y hay que afrontar el reto de la digitalización, se necesita un músculo financiero sólido, y no parece ser esta la tendencia

2021 va a ser un año decisivo para algunas marcas, especialmente para la Cadena SER. El Grupo Prisa ha sido zarandeado por segunda vez en tres años en su cúpula, con la expulsión de su presidente Javier Monzón. La salida se puede maquillar como se desee, pero, al igual que la de Juan Luis Cebrián en 2017, certifica la disparidad de criterios de sus socios y el mal ambiente reinante. Está claro que, entre los inversores, hay objetivos diferentes: unos -los originarios Polanco, en clara minoría- siguen creyendo en la inspiración social del medio, y en su tradición y potencialidades, mientras que otros únicamente confían -y trabajan por ello- en recuperar sus inversiones, tomar el dinero y salir corriendo. Prisa arrastra la herencia Cebrián. El destino ha querido que el inversor que él mismo introdujo en el Grupo -Amber Capital- se haya convertido en su primer inversor y principal enemigo de la continuidad de las esencias del Grupo Prisa, ahora desmembrado en dos unidades independientes: educación y medios. La oferta de Blas Herrero no ha hecho más que abrir la puerta de las ofertas de compra. El éxito sobrevendrá cuando la cantidad ofrecida colme las aspiraciones de algunos de los inversores que están hartos de perder dinero.

En un paisaje cada vez más complejo, que requiere de inversiones y de una estrategia de cara al futuro, donde la radio ya se está enfrentando a una guerra de intereses frente al pódcast, con actores muy poderosos, pese a que la industria también domine en España, de momento, este ámbito con sus producciones; y donde la evolución del sector exige una puesta al día en la digitalización para dinamizarlo y actualizarlo, la fortaleza financiera es imprescindible y la situación no apunta en este sentido, más bien al contrario.

A pesar de todo, Feliz Navidad! Solo le pido un deseo al 2021: SALUD. ¡Salud para todos!

Tambien te puede interesar:

post más leído 3737703883916536474

Publicar un comentario

  1. Me ha encantado este artículo.
    Una de las magias de la radio - aparte del hecho de que todo eso te llegue por el aire - es la situación consciente de saber que en cualquier punto del territorio alguien puede estar escuchando lo mismo que tú y que ese emisor la hace en directo. Eso también lo tiene la tele pero en la radio seguramente hay algo más, porque no es lo mismo.

    ¡Felices fiestas!
    PODI-.

    ResponderEliminar

emo-but-icon

EL #ESTUPIDIARIO DE LOS NÚMEROS

"SALUDOS CORDIALES", APPLE PODCAST BEST'21

"SALUDOS CORDIALES", APPLE PODCAST BEST'21
Clica y amplía información

2 DE DICIEMBRE: NUEVA FICCIÓN SONORA DE RNE

2 DE DICIEMBRE: NUEVA FICCIÓN SONORA DE RNE
Clica y amplía información

DISPONIBLE EL #ESTUPIDIARIO DE LOS NÚMEROS

DISPONIBLE EL #ESTUPIDIARIO DE LOS NÚMEROS
Clica y amplía información

PODIMO CAPTA 48M€ PARA GANAR MÚSCULO

PODIMO CAPTA 48M€ PARA GANAR MÚSCULO
Clica y amplía información

NACE 'EL WEEKLY GLOBAL', PODCAST DE PRISA

NACE 'EL WEEKLY GLOBAL', PODCAST DE PRISA
Clica y amplía información

ENRIC SÁNCHEZ: RECORD 24 HORAS DE PODCAST

ENRIC SÁNCHEZ: RECORD 24 HORAS DE PODCAST
Clica y amplía información

MONCLOA GASTA 60.500€ EN 16 PODCAST

MONCLOA GASTA 60.500€ EN 16 PODCAST
Clica y amplía información

EL GOBIERNO VASCO REGALA 5M€ A LOS MEDIOS

EL GOBIERNO VASCO REGALA 5M€ A LOS MEDIOS
Clica y amplía información

IBAI LLANOS RECHAZA OFERTAS DE RADIO

IBAI LLANOS RECHAZA OFERTAS DE RADIO
Clica y amplía información

LA RADIO FRANCESA RECUPERA 1,6 M DE OYENTES

LA RADIO FRANCESA RECUPERA 1,6 M DE OYENTES
Clica y amplía información

TEMOR A UN DESPIDO COLECTIVO EN LA SER

TEMOR A UN DESPIDO COLECTIVO EN LA SER
Clica y amplía información

VUELVE "NAVEGANTES EN LA RED" (2021) DE AIMC

TWITTER GORKA ZUMETA (EDITOR)

GORKA ZUMETA ENTREVISTADO EN 'CLARÍN'

GORKA ZUMETA ENTREVISTADO EN 'CLARÍN'
Clica y amplía información

G.ZUMETA EN EL II MÁSTER DE AUDIO (VALENCIA)

G.ZUMETA EN EL II MÁSTER DE AUDIO (VALENCIA)
Clica, y amplía información

DIARIO DE UN FIRMANTE EN LA FERIA DEL LIBRO

REVIVE LA ENTREGA DEL GONZALO ESTEFANÍA

REVIVE LA ENTREGA DEL GONZALO ESTEFANÍA
Disfruta de la gala en Youtube

GORKA ZUMETA Y LOS III PREMIOS G. ESTEFANÍA

GORKA ZUMETA Y LOS III PREMIOS G. ESTEFANÍA
El periodista presentó la gala de entrega de premios

ENTREVISTA EN DIRCOMFIDENCIAL A G.ZUMETA

ENTREVISTA EN DIRCOMFIDENCIAL A G.ZUMETA
Clica y amplía información

G.ZUMETA EN LA 'SEMANA DE LA RADIO' DE PERÚ

G.ZUMETA EN LA 'SEMANA DE LA RADIO' DE PERÚ
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA DEFIENDE LA RADIO ESCOLAR

GORKA ZUMETA DEFIENDE LA RADIO ESCOLAR
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA UTILIZA TECNOLOGÍA AEQ

GORKA ZUMETA UTILIZA TECNOLOGÍA AEQ
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA COORDINADOR DE SICUR 2020

GORKA ZUMETA COORDINADOR DE SICUR 2020
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA ANALIZA LOS 'DAILYS' EN TEA FM

GORKA ZUMETA ANALIZA LOS 'DAILYS' EN TEA FM
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN LA FRANCISCO DE VITORIA

GORKA ZUMETA EN LA FRANCISCO DE VITORIA
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU

GORKA ZUMETA 'SOCIO DE HONOR' DE LA ARU
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA

GORKA ZUMETA, INVITADO EN LA U.SALAMANCA
Clica y amplía información

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018

GORKA ZUMETA EN EL BIT AUDIOVISUAL 2018
Clica y visualiza el video con la charla

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC'18

GORKA ZUMETA, MODERADOR EN EL MAC'18
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU

GORKA ZUMETA, CLASE MAGISTRAL EN EL CEU
Clica y visualiza el video

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)

GORKA ZUMETA EN 'INFORADIO' (UCM)
Clica y visualiza el video

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC

DESCUBRE RADIOS DEL MUNDO A GOLPE DE CLIC
Clica, viaja por el mundo y elige tu radio
item